martes, 28 de noviembre de 2017

En el concurso CQWWDX 2017

El pasado fin de semana se celebró el concurso CQWWDX de telegrafía de este año. Yo suelo explicar que es el concurso mundial de telegrafía. En cualquier caso es el concurso de radio más importante del año. Le he tomado gusto a los concursos y procuro participar en los más importantes. Este no me lo pierdo. He estado casi libre de compromisos y le he podido dedicar bastante tiempo. Y creo que el resultado ha estado muy bien.
Pantalla de mi ordenador al final del concurso.
El resumen han sido 352 QSO, con unos seis u ocho duplicados. La puntuación solicitada son 124.214 puntos. Participé en modo toda banda, QRP (baja potencia), "overlay clasic"; es decir buscando todos los corresponsales a oído, sin asistencia y máximo de 24 horas de participación.
Resumen por comunicados y bandas

Mis bandas preferidas son las altas: las de 10 y 15 metros. De hecho estuve tentado de participar en solo en la banda de 15 metros, puesto que la de 10 está casi cerrada. En las bandas altas mis antenas rinden mejor y, sobre todo, tengo menos ruido.

A pesar de que en la banda de 15 metros tengo más comunicados, la banda más interesante ha sido la de 40 metros: 96 QSO, nueve zonas y 42 países diferentes. En la de 15 metros tengo más QSO, más zonas, pero menos países contactados. Al estar en la parte baja del ciclo solar las bandas bajas tienen muy buen rendimiento, mientras que las bandas altas están cerradas o con señales bajas. También me ha sorprendido el rendimiento en la banda de 80 metros. Tengo una antena con un rendimiento muy pobre en esta banda, pero la noche del sábado fue muy rentable.

En cuanto a países trabajados, no hay ninguno nuevo. Hay algún país difícil de trabajar: quizá el más exótico sea S79K en las islas Seychelles, en el océano Índico, al este de África. Un país difícil, pero que ya tenía confirmado. Lo más lejano pudo ser LU2WA, y LW8DQ en Argentina. También contacté varios brasileños, y muchas islas del Caribe. Conseguí comunicados con todos los continentes, salvo Oceanía y la Antártida. Sí que debí trabajar algunos países en bandas nuevas, pero pocas novedades en mi ranking personal.
Mi antena
Y todo esto con mi querido equipo Yaesu FT817, con cinco vatios de potencia de emisión y mi antena dipolo multibanda en el tejado. Por cierto que con el winkeyer, que permite automatizar toda la transmisión, es mucho más cómodo y descansado trabajar concursos. También he comprobado que la experiencia vale mucho. Saber en qué banda ponerse, cuando desistir o cuando insistir para conseguir un comunicado. Todo eso es muy importante. Creo que ha sido el último concurso de este año para mí. Esta vez no podré participar en el ARRL de 10 metros. Estaré fuera de casa.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Tarjetas QSL recibidas en noviembre

Como siempre, trabados en QRP, es decir, con 5 vatios de potencia de emisión o menos.
Senegal
Jamaica, en el Caribe
Islas Comoros, al lado de Madagascar, al sur-este de África

domingo, 19 de noviembre de 2017

Llerenes al segundo intento

Hace casi un mes intenté subir el pico Llerenes con mi amigo Javier. Llegamos hasta la llamada Collada de Anciles. Desde allí intentamos ascender directamente el pico desde su cara este. Pero nos fue imposible: todo eran peñas imponentes que nos cerraban el paso. Se nos hizo tarde y tuvimos que desistir. En la bajada observamos que el camino correcto hubiera sido subir el pico por su ladera oeste. Quedó para otra ocasión.

Esta semana he pedido un día libre en el trabajo y, con la lección bien aprendida, he conseguido esta vez el objetivo. El pico Llerenes está situado encima el pueblo de Salamón, muy cerca de Riaño. Su altura es de 1.895 metros y tiene referencia sota EA1/LE-076. En esta ocasión no encontré acompañante. El camino empezó al final del pueblo con una temperatura algo inferior a los cero grados.
Pico Llerenes al inicio del camino. En el primer intento.
La subida es toda muy fuerte. En poca distancia subes hasta la cumbre. Al inicio, entre las sombras de las montañas, tenía que ir bien abrigado, hacía mucho frío. Ya a media ladera llegué a la zona soleada. Aquí ya pude quitarme algo de abrigo. Cerca ya de la collada giro hacia el oeste, buscando el paso apropiado para alcanzar la cumbre. La pendiente sigue siendo muy fuerte, hay que avanzar muy despacio.

En la parte alta de las montañas hay algunos neveros. Estos días ha caído algo de nieve. En un nevero de estos descubro huellas de pezuñas. Supongo que son de rebecos.
Huellas de pezuñas.
Tras más de dos horas de ascensión llego a un collado con hierba desde el que se alcanza la cumbre rocosa ya muy cercana. Un rebeco me observa unos segundos y rápidamente desaparece. El tramo final hasta la cima es una formación rocosa con neveros y abundantes grietas. Hay que avanzar con cuidado. Ya en la cumbre descubro un paisaje impresionante: el embalse de Riaño muy mermado; las Peñas Pintas muy cerca; al este la pirámide del Espigüete; más al norte Picos de Europa; cerca el Yordas; al oeste el macizo del Mampodre; al sur algunos montes, entre ellos la Camperona con sus antenas. Las cumbres con algo de nieve y el cielo totalmente azul completan el paisaje.
Panorámica del Llerenes con Picos de Europa y el Espigüete en el horizonte.
La cumbre tiene una zona más o meno plana donde es fácil instalarse. Incrusto la caña entre una grieta y la afianzo con cuerdas. Despliego la antena y empiezo a llamar en la banda de 20 metros. Curiosamente la primera respuesta llega desde Estados Unidos: N1GB, George, desde el estado de Vermont. Sus señales son buenas. ¡Buen comienzo! Enseguida me responde también Agustín, EA1AV, que también pone buenas señales desde León. Enseguida me llama Juerg, HB9BIN, desde otra cumbre en Francia. Es uno de los activadores sota más conocidos del mundo.

A partir de aquí viene el gran lío. Un montón de estaciones de toda Europa llamando a la vez. Se hace difícil identificar un indicativo entre tanto pitido. Algunos que llegan más fuertes o que ya conozco hacen más fácil manejar el "pile-up". Ya voy consiguiendo cierta experiencia y cuando doy un indicativo incompleto suelen callarse los demás.
El adaptador de impedancia de la antena. Al fondo el Mampodre con algo de nieve.
En media hora completo 28 QSO en la banda de 20 metros. Entre los corresponsales hay otro americano: AC1Z, Robert, Robert, desde New Hampshire, que pone muy buenas señales. También hay un ruso: RW3XZ, Alexei, cerca de Moscú. También contestan otros dos europeos desde distintas cumbres. Son casi las dos y media y es hora de comer. Paro un rato.

Después de tomarme el bocadillo llamo en la banda de dos metros. Me contesta Agustín, EA1AV, que apuntando su antena directiva consigue hacer el comunicado en directo. Nadie más me escucha. Me pongo ahora en la banda de 40 metros, en telegrafía. De nuevo me contesta Augustín. Después van llamando distintos colegas de toda España, de Reino Unido, Italia, Alemania. en quince minutos consigo doce QSO. Aquí hay menos jaleo.

Tengo intención de empezar el descenso a eso de las cuatro de la tarde. Me queda media hora. Estoy en un municipio que nadie ha activado. Así que decido probar un rato en la banda de 40 metros en modo voz. Bastantes corresponsales de España pueden estar interesados en contactarme. Busco un hueco y me pongo a llamar.
La instalación en la cumbre. Al fondo Picos de Europa.
Pronto empiezan a contestarme desde toda España: Levante,  Cataluña, Andalucía... Incluso desde Canarias. En fonía los comunicados son más rápidos y fáciles. Estoy entretenido, pero en ningún momento apurado. Algún corresponsal me dice que sale también en QRP, con 5 vatios como mucho. Estoy media hora atendiendo a los que me llaman. En total completo 41 QSO en fonía. Esperaba más jaleo. Es hora de recoger. Antes de apagar el equipo veo que hay un galés en otra cumbre de Reino Unido. En un par de llamadas podemos completar el comunicado. Otro sota en el bote. Contando todo completé 71 comunicados. Algunos repitiendo corresponsal en varias bandas.

Recojo todo el equipamiento. A las cuatro en punto empiezo el descenso. En la zona de rocas y nieve hay que ir con cuidado. En cuanto llego a la zona de vegetación el descenso es más rápido. La pendiente es muy fuerte y no hay peligro. La bajada es larga y el camino claro. Voy muy rápido. Pero descender así es agotador. Hago pocas paradas. En total tardo una hora y diez minutos en llegar al coche. Después lo he pagado con unas agujetas muy fuertes. En cualquier caso ha sido un día bien aprovechado y magnifico. ¡Ha valido la pena!

jueves, 9 de noviembre de 2017

Trabajando satélites en QRP

Estos años últimos estamos en la parte baja del ciclo solar. Esto significa condiciones de propagación pobres. Es difícil hacer buenos DX, buenos comunicados a larga distancia. Y más en QRP. Ocasionalmente se abren la propagación o hay alguna expedición en algún país interesante cercano. Entonces tenemos un poco de diversión. Pero en general, en estas temporadas, hay menos diversión. Así que se me ha ocurrido que hay que probar nuevas experiencias.

Una posible nueva experiencia sería usar modos digitales. Estos modos, RTTY, WSPR, etc, permiten comunicados interesantes con poca potencia y con condiciones de propagación pobres. Pero hace falta un interfaz entre emisora y ordenador que ahora mismo no tengo. Tengo lo necesario para construir uno, pero me falta tiempo.

La otra opción es trabajar satélites. Hay unos cuantos satélites de radioaficionados volando en la órbita baja de la tierra disponibles para los aventureros. Algunos son fáciles de trabajar y no dependen del estado de la propagación. Si están ahí, tienes medios y sabes, puedes trabajarlos.
Mis primeros QSO vía satélite en 1983
No es la primera vez que hago comunicados vía satélite. Allá en el lejano 1983 desde casa de Agustín, entonces EA1AFB, pude hacer tres QSO a través de los satélites RS6 y RS8 rusos. Agustín tenía entonces los equipos necesarios: un transmisor con SSB y CW en 2 metros y un decamétricas capaz de recibir CW en la banda de 10 metros. Fue una experiencia interesante, pero ya muy lejana.

Los satélites ahora disponibles reciben en UHF y retransmiten en VHF o viceversa. Mi interés es trabajar en telegrafía, que teóricamente es más sencillo. Para esto dispongo de mi inseparable equipo FT817, que trabaja desde HF hasta UHF, y una antena multibanda para UHF y VHF. Pero tengo dos problemas importantes: estoy en QRP y no puedo transmitir y recibir a la vez. Estar en QRP no es una pega seria, a estos satélites se puede llegar con los 5 vatios de mi emisora. Más potencia facilitaría mucho los comunicados, pero no es imprescindible.
QSL de mi primer QSO vía satélite en 1983
La segunda pega es más importante. Los satélites están en movimiento muy rápido y eso significa que hay un desplazamiento de frecuencia importante por efecto doppler. Si transmites en una frecuencia determinada, la frecuencia de recepción irá variando según se mueve el satélite. Y esa frecuencia exacta varía según la posición del receptor. Aunque el ordenador te puede calcular el doppler, es casi imposible saber en qué frecuencia recibirás la señal del corresponsal. La única opción es poder recibir al mismo tiempo que transmites. Así puedes escuchar tu propia señal retransmitida por el satélite y comprobar que efectivamente llegas a él.

Pero ahora hay una solución casi mágica: los SDR. Son receptores a los que te puedes conectar desde internet, y son capaces de recibir distintas bandas y ver en pantalla las señales de un rango amplio de frecuencias. He localizado en Holanda un SDR específico para recibir satélites de radioaficionados. Incluso va cambiando de frecuencia según el satélite que en ese momento pasa por encima.
Pantalla del SDR que uso para recibir
Con este SDR he sido capaz de ver que con mi equipo llego a algunos satélites. Incluso con buenas señales en algunos momentos. Soy capaz de escuchar mi propia transmisión repetida por el satélite. ¡Pero una cosa es llegar al satélite y otra conseguir completar un QSO!

Durante el último mes he conseguido hacer tres QSO. Todos a través del satélite FO-29 que quizá sea el más sencillo de trabajar, y el que transmite con más potencia. Los dos primeros QSO fueron con Hungría: HA5AJZ, el día 11 de octubre; y HA1SE, el 27 de octubre. Finalmente el pasado 5 de noviembre he conseguido un QSO con DF9GH. No es nada sencillo completar un QSO en estas condiciones, con frecuencia llegas bien al satélite y nadie te contesta. En otras ocasiones no llegas al satélite o se pierde la señal. En cualquier caso seguiré investigando este modo de comunicación. ¡Cada QSO es una aventura!

jueves, 5 de octubre de 2017

Mountain Goat en Picos Blancos

El pasado domingo, primer día de octubre, junto con mi amigo Javier nos fuimos hasta La Cueta, el pueblo más alto de León, para subir Picos Blancos. Se trata de un pico de 2.064 metros de altura con referencia SOTA EA1/LE-045. Será mi ascensión sota número 113 que me permitirá superar la marca de los 1.000 puntos y conseguir la calificación de Mountain Goat, Cabra Montesa.
La cumbre de Picos Blancos desde el valle
El camino parte desde La Cueta y va subiendo por el valle hacia el norte. Al principio es un camino forestal ancho. Llegados a un refugio para pastores bien cuidado, el camino se hace senda estrecha que gira hacia el este. Tras hora y media de caminar estamos a los pies del objetivo. Por la cresta vemos una fila de montañeros que se dirigen hacia nuestro mismo destino. Consultando el mapa en el GPS me doy cuenta de que nos hemos desviado del camino previsto. Tras evaluar la situación decidimos hacer la ascensión más directa hacia las crestas del pico Cebolléu. Es una ascensión más dura, pero calculamos que nos ahorrará media hora.

Una vez superadas las cuestas más fuertes llegamos al cordal. Un breve descanso y seguimos por la cresta. No hay dificultades. Un esfuerzo final y alcanzamos Picos Blancos pasadas las dos y media de la tarde. Llevamos un poco de retraso sobre la previsión inicial.
Javier en la trepada final hacia la cumbre
El día estaba nublado, pero ya en la cumbre van apareciendo claros hacia el oeste. Empieza a brillar el sol. Instalo rápidamente la antena. Dada la hora que es, antes de empezar con la radio, decidimos parar a comer. En la montaña es fundamental reponer fuerzas. Hemos hecho un largo recorrido y una ascensión fuerte. Mientras comemos caen algunas gotas de lluvia. No pasa de eso, unas gotas.

Son poco más de las tres cuando acabo de instalar la radio. Primero escucho en la banda de 20 metros. Está SO9TA/P, Sergiy, en una cumbre de Polonia. Así consigo mi primer QSO de sota a sota. Me pongo en 14.063 MHz, un KHz por encima de donde estaba el polaco. Enseguida me contesta N4EX, Richard, desde Carolina del Norte, USA. Un habitual de la sotas.
En lo alto de Picos Blancos con la radio
Enseguida se forma un buen lío de pitidos, puesto que estamos en telegrafía morse. Desde toda Europa me llaman al mismo tiempo. Hacía tiempo que no tenía tanta gente llamándome a la vez. Esto hace más lento ir contestando a todos. Es muy difícil descifrar un indicativo entre tanto pitido. Poco a poco voy contestando a todo el mundo. También me sale otro americano: AC1Z, Robert, desde New Hampshire. Entre el jaleo también escucho a Víctor, EA1NY, desde León. Cuando ya ha pasado el jaleo, el último al que contesto es VE2JCW, Jean, cerca de Quebec, en Canadá.
Radio y montaña
En cuanto dejan de llamarme en al banda de 20 metros, me paso a la de 40. Más propicia para comunicados con España. Son casi las cuatro de la tarde cuando hago el primer QSO en la banda con HB9AFI/P, Kurt, un suizo, también muy montañero, desde otra cumbre. Después me van saliendo españoles y algún francés. Pero pienso en la hora que es. Nos vamos a retrasar demasiado. Queremos estar pronto de regreso en casa. Habrá que recoger pronto. El último en llamarme es Agustín, EA1AV, desde León. Me llega con poca señal y le cuesta escucharme. Pero es el último comunicado desde esta cumbre. A eso de las cuatro y cuarto aviso de que quedo QRT y apago la radio. Han sido en total 34 comunicados: 26 en la banda de 20 metros y otros ocho en la de 40 metros. No está mal. Ha sido divertido.

Con la ayuda de Javier recogemos rápidamente todos los trastos y emprendemos el descenso. Hemos visto que lo más rápido y sin problemas es descender directamente por la ladera oeste hasta el valle. Es una bajada fuerte, pero rápidamente estamos en el valle y de nuevo en el camino por el que llegamos allí. La tarde ha quedado soleada y nos lleva poco más de hora y media llegar al pueblo. Un día magnífico de radio y ya tengo una nueva meta conseguida ¡ya soy mountain goat!

viernes, 8 de septiembre de 2017

QSL de septiembre

Estas son las tarjetas QSL más interesantes de las que acabo de recibir:

RI1ANR desde la Antártida
Las más curiosa es esta QSL de un comunicado hecho en 2015 con la Tierra de la Reina Maud, en la Antártida. El corresponsal es un ruso en la base de Novolazárevskaya. Son más de 13.000 Km desde León. Siempre en QRP y con antena dipolo simple. Eso sí, ¡en momentos de buena propagación!

Colombia, Chile, Martinica y Barbados
Estas otras cuatro corresponden a comunicados con Colombia, Chile, Martinica y Barbados. Estos dos últimos países son islas del Caribe.

Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Aruba y Juan de Nova
Estas otras cuatro corresponden a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Aruba y Juan de Nova. Aruba es también una isla del Caribe. Juan de Nova es también una isla, pero en este caso de África. Está situada entre Madagascar y el continente africano.

¡No está mal la cosecha!

martes, 5 de septiembre de 2017

En Cabeza de Yegua

Llega el primer domingo de septiembre. Después de barajar varias opciones con Luis, decidimos ir a Cabeza de Yegua, un pico de 2.142 metros de altura con referencia SOTA EA1/LE-031. Se accede al pico desde el puerto de los Portillinos, a unos 1.900 metros de altura. Estamos al lado de la estación de esquí de El Morredero. Llegar aquí desde León es un recorrido muy largo. Hay que llegar hasta Corporales, en plena Cabrera Alta y remontar la carretera que comunica con El Bierzo. Casi dos horas de coche. Además estamos muy cerca de El Teleno.
En la cima de Cabeza de Yegua
El camino de ascensión, al menos en verano, es realmente sencillo. Dejamos el coche aparcado a la altura del puerto de los Portillinos y desde allí mismo sale un camino bien marcado que sube hasta la cima de Cabeza de Yegua. Es un camino apto para vehículos todoterreno. En cuanto asciendes un poco se aprecian las pobres instalaciones de la estación de esquí de El Morredero. Poco más arriba hay casetas e instalaciones de comunicación. Por el camino hay ganado vacuno. La ascensión nos lleva poco más de una hora de caminar tranquilo.

Aunque el día está bastante despejado, en la cima hay un viento realmente fuerte. Encontramos varias casetas y torretas de comunicaciones. Se aprecia que a esta altura, más de 2.100 metros el invierno, el hielo y el viento destrozan cualquier equipamiento. Aprovechando una torreta abandonada, sujeto la caña de fibra sobre la que instalo la antena. Esto asegura que soportará cualquier racha de viento.
Radiando desde Cabeza de Yegua. Nos visitó un motorista.
El viento era tan fuerte que el único sitio apto para poner el equipo era al resguardo de una de las casetas. Aquí instalo con cuidado todo el equipo y empiezo en la banda de 20 metros. Son las dos de la tarde. En primer lugar escucho a LA1ENA/P, desde una pequeña cumbre en Noruega. Consigo el primer QSO y además ¡de sota a sota! Después me pongo en 14.062 MHz. y empiezo a llamar. Pronto me contesta 9A1AA, Ivo, desde Croacia, con muy buenas señales. El siguiente es un español: EA2DT, Manuel, desde Pamplona. ¡Qué curioso, llega con buenas señales! El siguiente es Roy, G4SSH, desde Inglaterra, al que no había escuchado en todo el verano.

Me van contestando de toda Europa. Las señales son muy buenas, aunque algunos me pasan controles de que me escuchan con una señal débil. Me salen otras dos estaciones más de España: EA2LU, Jorge y EA2BSB, Santi. Ambos desde Pamplona. Debe haber una propagación especial con esta ciudad. También me sale Marco, EA1SB o Agustín, EA1AV. Pero estos llegan por onda directa. Curiosamente alguna estación lejana, del norte de Europa, me llega con fading y señales poco comprensibles. En esta banda se formó en algunos momentos un "pile-up" donde era imposible distinguir una letra. Hacía tiempo que no encontraba tan buena propagación y tantos corresponsales.
Un extremo de la antena bien sujeto. Al fondo el Teleno y, arriba, la carretera por la que vinimos.
A todo esto, el viento sopla con mucha fuerza. En algún momento me tiró el extremo de la antena donde está la caja de conexión, que tuve que sujetar con cuerdas. Tras poco más de media hora en la banda de 20 metros no tengo más corresponsales. Son más de las dos y media. Es hora de parar y comer.

Después de la comida me pongo en la banda de 40 metros. En esta frecuencia es más fácil que me lleguen de toda España. Después de unas pocas llamadas el primero en contestar es Alfonso, EA1ATH, desde La Coruña. Después van contestando distintas estaciones de toda España, también algunas de Francia, Inglaterra o Italia. En esta banda hay menos jaleo, aunque el algún momento también hay un "pile-up" curioso. Algunos corresponsales repiten QSO en esta banda, tanto españoles como italianos o franceses.

Al abrigo de la caseta
En esta banda estoy tres cuartos de hora llamando y contestando a los corresponsales. Las señales también son muy fuertes en general. Pero también son corresponsales más cercanos. Solo uno me fue más difícil: HA5TI, Pista, desde Hungría, a unos 2.000 Km. Tuvimos que repetir varias veces indicativo e intercambio.

En este rato el viento seguía soplando fuerte. Ahora no me daba el sol y me estaba quedando realmente frío. ¡Una cumbre no suele ser un sitio agradable para hacer radio! En algunos momentos tiritaba. Y eso que estaba abrigado. Poco antes de las cuatro apagué el equipo. Ya es hora de recoger.

Por si acaso hice algunas llamadas con el walky en la banda de 2 metros. Solo pude hacer QSO con Marco en León. También me contestó otro al que no pude entender. Después descubrí que había sido Javier, EA1AFB, el hijo de Agustín. No pude entenderle nada. Nadie más contestó, así que, una vez recogido todo, emprendimos el descenso.

La bajada discurre por el mismo camino de subida. Así que en poco más de media hora llegamos al coche. Una parada breve en Corporales y un viaje largo nos lleva de nuevo a casa. Haciendo recuento han sido 51 QSO. Un bonito número. Ya tengo 998 puntos como activador. En la siguiente excursión conseguiré superar los 1.000 puntos y podré considerarme un Mountain Goat. ¡Cabra Montesa!