sábado, 17 de agosto de 2019

Ese no, El Otro

Este año el mes de agosto viene con mal tiempo los domingos. El primero tuve un compromiso y no pude salir, el segundo llovió y el tercero parece que volverá a ser malo. Así que he aprovechado la fiesta del 15 de agosto para hacer una excursión sota. Pero con un inconveniente: no podía salir temprano. Así que me busqué una cumbre sin mucho desnivel, para hacer una excursión rápida. Cerca de casa no tengo ninguna pendiente. Así que hubo que ir lejos.
Al fondo la cima de El Otro
Mi objetivo esta vez fue el Pico El Otro, de 1522 metros de altura y con referencia sota EA1/LE-178. El nombre es, al menos, curioso. Para subir este monte se parte del pueblo de Vegacerneja, unos kilómetros por encima de Riaño, camino de Asturias. Salí de León poco después de las once de la mañana. Aparqué el coche en el pueblo y a eso de la una de la tarde empecé la marcha.

El recorrido parte del pueblo hacia el noroeste por un valle con un pequeño arroyo. Es un camino agrícola, el día está soleado y caluroso, pero no en exceso. Trascurridos unos 500 metros hay que subir por la ladera que da al sur buscando una senda que se aprecia bien en las fotos aéreas. El camino no está claro, pero fiándome del GPS acabo localizando la senda. Ahora subo entre las escobas y tomando altura rápidamente. Pronto tengo a la vista la cola del embalse de Riaño, con bastante agua para la fecha en que estamos.
La cola del embalse de Riaño. A la derecha el pico Yordas.
La senda gira de nuevo hacia el oeste, un poco por debajo de la cresta del monte. Es realmente una senda estrecha entre la vegetación de monte bajo. En ocasiones se pierde el camino y vuelve a aparecer unos metros más allá. La pendiente de la ladera es fuerte y es fácil resbalar, aunque siempre sin consecuencias. No es una zona peligrosa. Poco después entro en un pequeño bosque de hayas, siempre agradable por su frescor.
El bosque de hayas
Pasado el bosque, sigo por la cresta del monte. Una zona más despejada y de nuevo entro en el bosque de hayas que rodea la cima de El Otro. Los bosques de hayas son siempre bonitos, frescos y llenos de vida. La senda no lleva a la cima, sino que la bordea hacia un collado. Cuando estoy debajo del pico me desvío del camino y sigo hacia la cumbre cuesta arriba en zigzag. Es cansado, se resbala con frecuencia, pero es la única manera de llegar arriba. Además, estos bosques no tienen ningún peligro. ¡Incluso el suelo está bien mullido!

A todo esto, estoy probando el APRS de mi nuevo talky Anytone AT-D878V. Se trata de conseguir que transmita mi posición a la red y poder estar localizado. Parece que la configuración que he puesto es correcta, puesto que transmite la posición. Pero hay que ver si llega a alguien que lo reciba. En casa compruebo que esta vez nadie me escuchó. ¡A ver la siguiente ocasión!
Cima de El Otro
Llego a la cima a eso de las dos y media. Es un claro en el bosque con algo de césped. Un sitio agradable, aunque sin visibilidad. En medio del claro sujeto la caña para la antena en unas matas y la extiendo. Los extremos quedan por debajo de los árboles, pero el vértice de la antena sobresale por encima. Será suficiente para que me escuchen.
Antena en El Otro

Antes de empezar a transmitir decido comer. Son las tres de la tarde y es necesario reponer fuerzas. La radio puede esperar un poco. De todas formas, tengo el móvil abierto con el programa sotaspotter abierto por si aparece algún corresponsal interesante. Al quedarme sentado a la sombra encuentro que hace algo de frío, así que me pongo manga larga.

Acabo de comer y veo que hay un corresponsal interesante: Carlos, EA1GTX, está en la cumbre de El Miro, una montaña de 1985 metros de altura próxima a Páramo del Sil y con referencia sota EA1/LE-061. Me pongo en su frecuencia, en la banda de 40 metros, en fonía. Le escucho bien. Tras varios intentos consigo comunicar con él. ¡Ya tengo un QSO de sota a sota!

A continuación, me pongo en la banda de 20 metros y empiezo a llamar. Pronto me contestan. El primero es M6BLV, John, en Inglaterra. Pronto se forma un buen jaleo de gente llamándome de toda Europa. Yo les escucho muy bien, pero casi todos me pasan controles de señal bajos. No sé si es por la situación de la antena o porque la propagación está floja.

Uno de los que me contesta es Andy, GM8OEG/P, que está en GM/SS-242, una pequeña cumbre de Escocia. ¡Otro QSO de sota a sota! Estoy hasta eso de las cuatro y cuarto cuando ya he contestado a todos los corresponsales en la banda de 20 metros. Se acerca la hora de recoger y quiero trabajar algo la banda de 40 metros.

Ajusto el acoplador para esta banda, me pongo en 7.032 MHz y empiezo a llamar. Pronto me contesta Ignacio, EA2BD, desde Navarra. Ignacio es que organizó el experimento VHF FM DX el último sábado de julio. También me contestan otros españoles: EA2LU, EA2DT, EA3AVV o desde Italia y Alemania.
La emisora en lo alto del Pico El Otro
Son casi las cuatro y media de la tarde, considero que es hora de recoger. Antes de apagar del todo busco estaciones interesantes. Encuentro dos en actividades distintas en la banda de 40 metros. Es un día festivo en España y hay colegas en activaciones. El primero es Luciano, EA1FE. El otro es Vicente, EA2EZ/P. Consigo hablar con los dos sin dificultad. ¡Hoy, al menos con España, está bien la propagación en esta banda!

En total he completado 37 QSO: 27 en la banda de 20 metros en telegrafía y otros 10 en la banda de 40 metros, 5 en CW y otros 4 en SSB. Una activación agradable y bien aprovechada. Recojo todo y emprendo el descenso.
Vista al este. El pico Pandián, 2012 metros. Objetivo pendiente
Desde la cumbre desciendo rápido por el bosque buscando la senda de vuelta. Me lleva un rato encontrarla. Está más abajo de lo que yo pensaba. Hasta encontrarla resbalo varias veces, incluso llego a caer. Pero el suelo está bien mullido, no hay problema.

Para el regreso no hay más que seguir el camino. En ocasiones parece que me pierdo, pero pronto doy con la senda de nuevo. Tras una hora de camino con algún descanso breve a la sombra, llego al coche. Ha sido una jornada espléndida de radio y montaña.

lunes, 5 de agosto de 2019

QSLs recibidas en julio

Estas son las QSL más interesantes recibidas en el último mes. Recuerda que todos los corresponsales los he trabajado con 5 vatios de potencia (QRP) y con una antena dipolo multibanda.

La primera no es un lugar muy lejano, pero es un sitio extraño y difícil: la Isla del Oso, JW2US. Pertenecie a las islas Svalbard, dentro del Círculo Polar Ártico:
JW2US, Isla del Oso
La segunda QSL es de Sudáfica: ZS6JM. No es un país muy difícil, pero es bastante lejano. Cuando se abre la propagación en modo TEP, no es complicado hacer QSO con ellos en la banda de 10 metros.
ZS6JM, Sudáfrica
La tercera QSL es de un país cercano a Sudáfrica, pero con menos población y menos radioaficionados: 5R8UM, en Madagascar.
Expedición de radioaficionados a Madagascar en noviembre de 2018
Todos los meses llega algo interesante para la colección.

miércoles, 31 de julio de 2019

Vizcodillo DX FM SOTA test

Hace algo más de un mes recibí un correo de EA2BD, Ignacio, proponiéndome participar en una prueba de alcance de comunicaciones en la banda de 2 metros entre cumbres. Por supuesto, le dije que contara conmigo. Después de algunos tanteos quedamos en hacer el experimento el sábado 27 de julio. A medida que se conocía la actividad se han ido sumando participantes. Llegamos a tener más 15 cumbres diferentes para transmitir, desde el oeste de España hasta la zona más al sur de los Alpes en Francia, incluyendo las Baleares y alguna cumbre en Andalucía.
Mapa de cumbres previsto inicialmente.
Después de algunas dudas elegí como destino el pico Brañacaballo, de 2.182 metros de altura, cercano a León y sencillo de subir, aunque bastante exigente por su desnivel de 800 metros. Lo anuncié entre los compañeros de León. Rápidamente se apuntaron al plan Miguel, EA1YC y Modesto, EA1JBF. Alguno más mostró interés, pero hay mucha gente de vacaciones en estas fechas.

El miércoles nos reunimos en la sede del radioclub para planificar el experimento. Ese mismo día ya teníamos claro que el sábado habría lluvia abundante en todo el norte. Así que sobre la marcha buscamos una alternativa. Finalmente quedamos en acudir al Vizcodillo, una cumbre de 2.121 metros de altura entre las provincias de León y Zamora. Lejana, dos horas de coche, pero sencilla de subir: menos de 300 metros de desnivel. Su referencia sota es EA1/ZA-002, y además tiene vértice geodésico con referencia VGLE-214. Ese mismo día se nos apunta Marco, EA1SB, a la excursión.

En ese intervalo de tiempo, como la previsión de lluvia sigue, muchos otros expedicionarios buscan alternativas más al sur. Los días anteriores a la excursión estamos dudando, pero el viernes la previsión dice que antes de las doce de la mañana, hora de comienzo del experimento, dejará de llover. Además no hay peligro de tormentas. ¡Nos lanzamos!
En marcha hacia la cumbre: EA1JBF, EA1YC y EA1SB
Antes de las ocho de la mañana salimos hacia Truchillas. Por el camino encontramos lluvias intermitentes. Seguimos confiando. Llegamos al puerto del Vizcodillo a la hora prevista. Allí, a más de 1.800 metros de altura, encontramos a tres radioaficionados que están montando una antena delta para transmitir en la banda de 11 metros. Les contamos nuestro plan. Nos esperarán al regreso.

Iniciamos el camino. Hay niebla. No vemos más allá de 300 metros de distancia. Tenemos rachas de viento frio moderadas. De vez en cuando cae una ligera llovizna. Seguimos confiando. Pero el tiempo no mejora. Tras hora y media de recorrido sin dificultad ni pérdida, nos damos cuenta por el GPS que estamos debajo de la cumbre. ¡Casi la pasamos sin verla! Ahora hay que superar unas piedras "del tamaño de frigoríficos" para llegar a la cima. Visibilidad nula:

Una vez en la cumbre dejamos las mochilas y desplegamos la antena yagi de cuatro elementos que nos ha dejado Jose Ignacio, EA1AWV. Gracias Jose Ignacio, funcionó muy bien. Situamos un papel plastificado con los rumbos esperados para los corresponsales. Yo tenía previsto orientar este papel visualmente, fijándome en la cumbre cercana del Teleno. Pero no vemos más allá de 50 metros. Menos mal que Modesto trajo su brújula.
Hoja de rumbos orientada

Poco antes de las doce de la mañana, hora prevista para iniciar el ensayo, empezamos a llamar. Uso mi nuevo talky Anytone 878. Pronto nos contesta EA2AZW, Abilio, en el norte de Lugo. Sus señales son muy buenas, a tope de escala.

Pasado el mediodía hablamos con EA2DCA, Alberto, que se encuentra en EA4/GU-001, Pico del Lobo, en el norte de Guadalajara, a 2.274 metros de altura, a unos 280 Km de distancia. Curiosamente esta misma cumbre la trabajé la vez anterior que subí el Vizcodillo.

Los siguientes en contestar son EA4GWY, Eloy y EA4FJX, Javier, que están en el Alto del León, en el Puerto de Guadarrama, a poco más de 1.500 metros de altura. Llegan muy bien, señales de 57.

A todo esto hace un frío que pela, de vez en cuando llueve y sopla un viento inmisericorde. Yo estoy tiritando, me es difícil apuntar en el papel los distintos QSO. En ocasiones cae lluvia más fuerte. No es el momento apropiado para hacer radio en una cumbre como esta, a más de 2000 metros de altura.

Los compañeros hacen su tarea. Modesto sujeta y apunta la antena, Marco está monitorizando con su talky las comunicaciones y pendiente del canal DMR donde están algunos de los participantes en el experimento. Miguel hace fotos y vídeos. Todos pasando frío y aportando algo al momento. Esta es la situación en un momento de relativa calma:

En estas condiciones es complicado hacer las cosas bien: apuntar todos los datos, probar con distintas polarizaciones, etc. Además encuentro dificultades con mi talky nuevo. En ocasiones no transmite. Bueno realmente lo que ocurre es que está configurado para recibir en dos frecuencias. Cuando recibe algo por el receptor alternativo se pone en esa frecuencia y deja de transmitir por la principal. Menos mal que estaba Marco atento. Para solventar el problema cambiamos de talky. Usamos el viejo Wouxun de Marco, bien configurado, pero menos potente.
Modesto apuntando la antena.

Van contestando de todas partes: León, Guardo, Santa María del Páramo, Zamora... Muchos son colegas conocidos de la provincia. Otros están pendientes del experimento y participan desde su casa o desde algún lugar alto en el coche. El QSO más lejano es con EA7HGC, Tomás, que está en el locator IM68tb en el Monasterio de Tentudia, a 1.104 metros de altura. Está desde su coche, emite con 50 vatios y una antena vertical. Nos salen exactamente 460 Km de distancia. ¡No está mal!

Entre los corresponsales destaca EA1IJS, Jesús, que está activando el vértice VGAV-121, Navazuelo, a 1.642 metros de altura en Ávila. También hicimos un QSO de sota a sota con EA2DPA, Raúl, otro de los participantes en el experimento. Está en EA1/BU-016, Picos Blancos, en Burgos. Uno de los participantes que renunció a la cumbre fue EA2CQ, Íñigo, con el que también contactamos. Se quedaron en la base de la cumbre, a unos 1.840 metros de altura en Salamanca.

Ya casi al final, pasada la una de la tarde y poco antes de recoger nos llama EA1BOO, Luis. Viene en coche a nuestro encuentro desde Zamora. Pasada la una y media de la tarde apagamos la emisora y recogemos todos los trastos. Hoy no se puede, no se debe, hacer más. Hemos completado 23 comunicados. Solo dos de ellos de sota a sota. No resultó el día más apropiado para esta tarea. Teníamos intención de salir también en las bandas de 40 y 20 metros. Pero en vista de la situación renunciamos desde el principio. Una pena.

Con mucho cuidado descendemos los primeros pedruscos y tomamos la senda de regreso. Al rato nos cae un chaparrón de verdad. Breve pero intenso. Seguimos nuestro camino. En algunos momentos asoma un poco de sol entre las nubes. Se agradece mucho. Ya cerca del coche se nos acerca un montañero con un perro y un talky al hombro. Es Luis EA1BOO que quiere acompañarnos un poco. Nos saludamos, algunos le conocen. Nos acompaña cuesta abajo hasta llegar al coche. Conoce bien la zona y tiene mucha experiencia en la montaña. ¡A ver si se anima a activar sotas!
Panorama al sur desde la cumbre. La zona más despejada.
Al llegar al coche ha parado de llover, incluso sale el sol. Cuando se despeja hacia el sur, se puede ver, en algunos tramos, el Lago de Sanabria. Comemos al lado del coche. Sopla viento, pero ahora no llueve ni hace frío. Nos secamos lo suficiente para estar más o menos cómodos.
Mapa de QSO de cumbre a cumbre que se hicieron en la jornada.

En el viaje de regreso tenemos buen tiempo. Aparece el sol. Este era el tiempo que esperábamos para la activación. El frente de lluvia pasó, pero con cuatro horas de retraso. Posiblemente ha sido el día de peor tiempo de todo el mes de julio. De todas formas todos regresamos contentos por la aventura y por el éxito relativo. La próxima vez que se haga algo así repetiremos.

jueves, 25 de julio de 2019

Taller de radio en el campamento

Entre el 13 y el 21 de julio he estado en el campamento de Valdelugueros. Y de nuevo hemos tenido el taller de radio en el campamento. Entre las cinco y las seis de la tarde los acampados tenían diversos talleres: tiro con arco, pulseras y nudos, supervivencia, limpieza... y radio. Muchos de los asistentes y algunos de los monitores manifestaron que el taller de radio resultó el más interesante y chulo.
Acabando de preparar el taller de radio en el campamento, antes de que lleguen los acampados
Al taller de radio asiste todos los acampados en grupos de unos 15. En total tenemos aproximadamente 80 acampados. Primero se les da una breve explicación de qué es la radioafición, qué códigos se utilizan para comunicar, cómo se usa una emisora y cómo se hace un QSO. Unas breves pinceladas de qué es la radio y lo justo para que puedan hacer algún comunicado comprendiendo lo que dicen y escuchan.

Como libro de registro y para que los chicos sepan lo que tienen que decir por el micrófono, uso el programa del Grupo Radio Galena. Es una maravilla para estos casos. Poniendo una pantalla adicional, les sale a los chicos el texto necesario para completar un comunicado, desde la llamada inicial, decir su nombre deletreándolo con el código ICAO, hasta la despedida. Un sistema un poco rígido, pero ideal para evitar que los chicos se queden bloqueados sin saber qué decir.

Como antena usé una bazoka para la banda de 40 metros. El equipo fue un FT857 cedido por la Unión de Radioaficionados de León. También llevé lo necesario para hacer morse. La mayoría de los asistentes no saben lo que es eso. El campamento está situado en el fondo de un valle  rodeado de montañas. Aunque no tenemos ruido eléctrico, no es el lugar ideal para hacer radio.
Durante el taller de radio
Todos los acampados estaban emocionados esperando el momento de poder hablar por la radio. Cuando alguien contesta a su llamada llega el momento de máxima emoción. Menos mal que solo tienen que leer el texto que les sale en la pantalla. Algunos corresponsales se emocionan cuando hacen un QSO con un niño les dice que tiene 9 o 10 años. Todos esperan que algunos de estos niños acaben sacando su licencia de radioaficionado.

Algunos días la propagación ayuda y con fluidez todos los chicos pueden hacer su comunicado. Otros días es más complicado. Hay que hacer muchas llamadas hasta que alguien contesta. Normalmente se escucha bien al corresponsal. En otras ocasiones es difícil comprenderle. A esto se suma que los chicos no están precisamente callados... Cuando acaban su QSO pasan a rellenar la tarjeta QSL que mandaremos al corresponsal. Antes les hemos dado algunas QSL de todo el mundo con las que se pueden quedar. Entre los corresponsales hemos tenido un francés que hablaba perfectamente español, un portugués que hablaba eso: portugués, o un italiano al que apenas escuchamos. El resto de corresponsales fueron de todas las regiones de España.

El último día acabamos el taller con 64 QSO completados. Casi todos los acampados tuvieron oportunidad de hablar por radio. Se fueron del campamento con muchas experiencias nuevas, pero la de hablar por radio fue una de las más chulas.

Quiero agradecer a los corresponsales su colaboración, su buen hacer y sus palabras para los chicos. Sin ellos no habría sido posible esta bonita actividad. También fue interesante la presencia de Miguel, EA1YC, el presidente del radioclub que nos acompañó un día.

viernes, 12 de julio de 2019

Cerro Picueto

Ayer empecé mi segundo periodo de vacaciones. Y he aprovechado para hacer una excursión sencilla con mi amigo Javier. Esta vez ha elegido él entre las distintas excursiones que le propuse. Nos hemos desplazado hasta El Bierzo para ascender una cumbre sencilla: Cerro Picueto. Un monte de 1551 metros de altura muy cercano a la Sierra del Teleno. Tiene referencia SOTA EA1/LE-174 y, además, es un vértice geodésico con referencia VGLE-152.
Camino de ascensión al Cerro Picueto
El cielo está totalmente despejado y el día es muy caluroso. Tenemos que cruzar Ponferrada y dirigirnos a la zona de La Valdueza. Poco conocida y realmente bonita. En el desvío hacia el pueblo de Bouzas dejamos el coche. Aquí parte una pista forestal que nos llevará hacia la cima después de desviarnos por un cortafuegos. Es mediodía y el sol es implacable. Ya cerca de la cima, el camino la rodea. La parte más alta del monte está totalmente cubierta de vegetación impenetrable. ¡A ver cómo llegamos arriba!

Afortunadamente, rodeando la parte alta del monte, por su parte sur hay una senda estrecha, bien marcada, que nos lleva hasta el vértice geodésico. ¡Cómo se agradecen en estos casos a los montañeros que han abierto y señalizado el camino!
Vista al norte desde el Picueto: Ponferrada, el embalse de Bárcena...
Nos lleva exactamente cincuenta minutos recorrer los algo más de dos kilómetros hasta la cima. Las vistas son preciosas, hemos subido mucho desde Ponferrada. Al norte vemos Ponferrada y el embalse de Bárcena. A lo lejos las montañas. Debajo valles profundos y muy verdes: Compludo, el Valle del Silencio. Al sur tenemos la Sierra del Teleno. Vemos cerca El Morredero. ¡Hay algunas cumbres pendientes por aquí!

En la cima hay unos montículos de piedra muy bien puestos. ¡Y muchos insectos! Hormigas con alas, mariquitas y todo tipo de insectos voladores. En algunos momentos resultaron bastante molestos. Pero sin peligro de picaduras. Enseguida sujeto la caña al vértice y sobre ella la el dipolo "end fed" y la antena de 50 MHz. Estamos en época de esporádica en la banda de 6 metros y merece la pena probar suerte.
Todo instalado en la cima. Se aprecian muchos insectos voladores
Empiezo haciendo una prueba en la banda de 6 metros. Escucho en la zona de FT8 y veo que hay señales fuertes. Recorro el resto de la banda y no escucho nada. Me pongo en 50.096 MHz, zona habitual de llamada en telegrafía y llamo una cuantas veces. Nadie responde. Por si acaso, me anuncio en el clúster de sota. Nadie responde. ¡Mala suerte!

A continuación me pongo en la banda de 20 metros y empiezo a llamar. Pronto me responde OZ7JZ, Jan, desde Dinamarca. Sorprendentemente me llaman unas cuantas estaciones de España, y bastante cercanas: EA7YT, José, desde Málaga; EA2DT, Manuel, desde Pamplona; EA2EMO, Tony, desde Zaragoza; EA2IF, Guru, también en Pamplona y EA1DMP, Miguel Ángel, con señales más bajas, pero buenas, desde Ávila. Todos ellos, salvo EA1DMP llegan con señales fuertes y estables. No es normal que en esta banda lleguen bien desde tan cerca.

También comunico con estaciones de toda Europa, en general con buenas señales. Incluso hago dos QSO con América: N4EX, Richard, con señales muy flojas y K4DY, Leslie, que llega bastante bien. La propagación está muy bien y tengo bastantes corresponsales que se apelotonan unos encima de otros. Una vez contestados todos se acerca lo hora de comer. Antes de apagar encuentro a DJ5VY, Werner, que está en otra cumbre semejante a la mía: DM/BW-001, en Alemania. ¡Ya tengo un QSO de sota a sota! Hora de comer.
Otra vista de la cumbre. Javier aprovecha para leer...
Tras una rápida comida me pongo en la banda de 40 metros, la más propicia para conectar con el resto de España. El primero en contestar está en Ávila, es EA1DMP. Después me contestan algunos españoles más y G4AFI, Andrew, desde Inglaterra y PA2SKP, desde Holanda. Esta banda tiene la propagación más pobre. Me contestan pocos. Es hora de pasarse a trabajar en fonía para validar la activación como vértice geodésico que requiere tiempo y muchos corresponsales.

Busco una frecuencia libre y me pongo a llamar en SSB. Tardan un poco en contestarme. El primero es EA1DMP, Miguel Ángel, desde Ávila. Una vez que me anuncia en el clúster, van llamando de toda la península. Uno de los primeros en contestar es Agustín, EA1AV, que está en el pueblo y me llega muy bien. Bastantes con los que contacté en telegrafía en la banda de 20 metros me llaman también en esta banda. Es curioso comprobar que llegan más flojos en la banda de 40 metros...

Otros corresponsales interesantes son Marco, EA1SB, desde León y que llega muy fuerte. O corresponsales de Orense, Asturias o Lugo que llegan con buenas señales. Muchos dicen que les llego muy flojo. No es extraño, salgo en QRP y esta vez la antena no acopla bien, de tal forma que el equipo no saca los 5 vatios máximos que da. Estaré saliendo con 3 vatios aproximadamente. Solo tengo dos corresponsales no españoles: CT1EEC, Carlos, que sale también en QRP desde Portugal; y IK1GPG, Massimo, desde Italia, un habitual de estas activaciones.

Poco antes de las cuatro de la tarde y cuando ya tengo pocos corresponsales, paso a QRT: apago la radio. Antes de apagar escucho un poco en la banda de 6 metros. Sigue muda del todo. Otro día será. Este año está muy floja. Recojo todo y bajamos rápido. El sol nos da ahora de frente y el calor es sofocante. En Ponferrada hacemos una breve parada para hidratarnos. Llego a casa con el tiempo justo para atender otros compromisos. Ha sido una buena manera de empezar las vacaciones.

El resumen del día han sido 84 QSO: 61 en la banda de 40 metros, 6 de ellos en telegrafía y otros 23 QSO en cw en la banda de 20 metros. Ha sido me activación sota número 139. 

lunes, 8 de julio de 2019

Pico Vallines

El pasado sábado, junto con mis amigos Javier y Pablo, ascendí el Pico Vallines. Se trata de una cumbre de 2145 metros de altura situada en las proximidades de los Picos de Europa y con referencia SOTA EA1/LE-027. Pasado como un kilómetro el pueblo de Llánaves de la Reina, ya muy cerca del puerto de San Glorio, tomamos una pista forestal que asciende por el valle del arroyo Culebrejas.
En lo alto de Vallines. A la izquierda el lago y el pico Coriscao. Pablo lleva la antena yagi en su mochila.
Remontamos el valle, desviándonos de la pista forestal, hasta casi llegar al alto de la Cardosa. Aquí giramos hacia el suroeste hasta alcanzar el Pozo Butrero. Se trata de un pequeño lago de aguas templadas con abundancia de tritones.
Ante el lago Pozo Butrero
Desde el lago ascendemos hacia la zona este de la arista del Pico Vallines. La única dificultad de toda la excursión, además del fuerte desnivel total, es el último tramo de la cumbre. Es una ascensión exigente, pero sin dificultades. Nos lleva dos horas y media, a buen ritmo, llegar a la cumbre. Las vistas son magníficas. Al este tenemos la cumbre del Coriscao, al sur destacan el Espigüete y Peña Prieta. Al norte tenemos los Picos de Europa con sus cumbres majestuosas.

Para el último sábado de julio tenemos previsto hacer un experimento de comunicación en la banda de 2 metros entre diversas cumbres de la península. Para esa ocasión me han prestado una antena yagi de cuatro elementos. Esta será la oportunidad de probar la antena. Además hace una semana que tengo un nuevo walki talki Anytone AT-D878UV con DMR. ¡Todavía tengo que aprender a manejarlo!
La cima del Vallines vista desde la cresta este
Cuando llegamos a la cumbre son casi las tres de la tarde. Así que primero hay que comer, porque necesitamos repone fuerzas. Acabada la comida monto la antena yagi. Primero llamo con la antena del walki. Nadie responde. Después conecto la yagi apuntando hacia León. Enseguida me contesta Agustín, EA1AV. Dirijo la antena a la máxima señal. Marca a fondo de escala. Agustín me recibe bien desde León. A continuación me responde también Javier, EA1AFB. Después apunto la antena sucesivamente hacia el oeste, hacia el este... Pronto me responde EA1IZT, José Antonio, desde la ciudad de Santander. Las señales son realmente buenas. Mientras hablo con él, me llama también EA1IC, Rubén, desde Santa María del Páramo. Justo en dirección opuesta.

Apunto la antena hacia Rubén. Me dice que le llego a tope de señal, 9++. También pruebo con él con la antena que lleva incorporado el talky. Entonces las señales son bastante más bajas, pero buenas. Decididamente la antena yagi de cuatro elementos funciona perfectamente. Según se esperaba. Pero hay que ver la manera de sujetarla a algún tipo de mástil. Agarrarla con la mano, como en esta ocasión, no es muy operativo.
Recién llegado a la cima del Vallines
Ahora toca trabajar en HF y telegrafía. No tengo demasiado tiempo. Uno de mis acompañantes me ha puesto como condición estar en León a las ocho de la tarde. Eso significa que a las cuatro tengo que apagar y empezar a recoger todo. Me pongo en la banda de 20 metros. Antes de llamar escucho a DK7MG/P, Andreas, en una cumbre de Alemania. Enseguida responde a mi llamada. ¡Ya tengo un comunicado de sota a sota! Me pongo en 14.063 MHz, un KHz. por encima de su frecuencia, y llamo. Pronto me responde SA4BLM, Lars, desde Suecia.

El siguiente en contestar es Agustín, EA1AV. Le recibo con señales de 589 desde León. Él me escucha con más dificultad. Tras este QSO me van respondiendo de Alemania y Holanda. Pero también completo QSO con dos españoles: EA7YT, José, desde Málaga, con señales medianas; y EA2DT, Manuel, en Pamplona, con señales realmente débiles, pero comprensibles. Completo un QSO con DM5BB y, de repente, el receptor parece quedar sordo. Miro para atrás: la caña se ha caído: la antena está por los suelos.
El equipo en lo alto del Pico Vallines
Son casi las cuatro de la tarde. Llevo 12 comunicados y se está haciendo tarde. Son pocos QSO, aunque suficientes. Es hora de recoger. Antes de desmontar todo, hago de nuevo unas pruebas con la antena yagi en la banda de 2 metros con el FT817. Apunto en diversas direcciones, hago algunas llamadas. Ni escucho, ni me escuchan. En todo caso todo parece funcionar correctamente.

Recojo equipos y antenas e iniciamos el descenso. La subida ha sido fuerte y ahora se nota el esfuerzo. Llegamos hasta el lago. Nos tomamos un pequeño descanso y seguimos el descenso. La tarde es calurosa y el sol pega fuerte. Llegamos a tiempo al coche, incluso nos da tiempo a una parada en Boca de Huérgano para llegar a León a la hora prevista.

Ha sido una excursión larga. La primera del verano. Se nota la falta de ejercicio del último mes. En todo caso hemos alcanzado todas las metas previstas. Una bonita jornada de montaña y radio.

QSL exóticas

Estas son alguna de las QSL más exóticas que he recibio últimamente. Recuerdo a todos que siempre, casi siempre, trabajo en QRP: con 5 vatios de potencia y una antena dipolo multibanda.
Un comunicado con las antípodas
Uruguay está bastante lejos
Montserrat es una bonita isla en el Caribe
Otra isla en el Caribe
San Kitts. Más Caribe.
Mali es un país más cercano, pero ciértamente exótico