jueves, 5 de octubre de 2017

Mountain Goat en Picos Blancos

El pasado domingo, primer día de octubre, junto con mi amigo Javier nos fuimos hasta La Cueta, el pueblo más alto de León, para subir Picos Blancos. Se trata de un pico de 2.064 metros de altura con referencia SOTA EA1/LE-045. Será mi ascensión sota número 113 que me permitirá superar la marca de los 1.000 puntos y conseguir la calificación de Mountain Goat, Cabra Montesa.
La cumbre de Picos Blancos desde el valle
El camino parte desde La Cueta y va subiendo por el valle hacia el norte. Al principio es un camino forestal ancho. Llegados a un refugio para pastores bien cuidado, el camino se hace senda estrecha que gira hacia el este. Tras hora y media de caminar estamos a los pies del objetivo. Por la cresta vemos una fila de montañeros que se dirigen hacia nuestro mismo destino. Consultando el mapa en el GPS me doy cuenta de que nos hemos desviado del camino previsto. Tras evaluar la situación decidimos hacer la ascensión más directa hacia las crestas del pico Cebolléu. Es una ascensión más dura, pero calculamos que nos ahorrará media hora.

Una vez superadas las cuestas más fuertes llegamos al cordal. Un breve descanso y seguimos por la cresta. No hay dificultades. Un esfuerzo final y alcanzamos Picos Blancos pasadas las dos y media de la tarde. Llevamos un poco de retraso sobre la previsión inicial.
Javier en la trepada final hacia la cumbre
El día estaba nublado, pero ya en la cumbre van apareciendo claros hacia el oeste. Empieza a brillar el sol. Instalo rápidamente la antena. Dada la hora que es, antes de empezar con la radio, decidimos parar a comer. En la montaña es fundamental reponer fuerzas. Hemos hecho un largo recorrido y una ascensión fuerte. Mientras comemos caen algunas gotas de lluvia. No pasa de eso, unas gotas.

Son poco más de las tres cuando acabo de instalar la radio. Primero escucho en la banda de 20 metros. Está SO9TA/P, Sergiy, en una cumbre de Polonia. Así consigo mi primer QSO de sota a sota. Me pongo en 14.063 MHz, un KHz por encima de donde estaba el polaco. Enseguida me contesta N4EX, Richard, desde Carolina del Norte, USA. Un habitual de la sotas.
En lo alto de Picos Blancos con la radio
Enseguida se forma un buen lío de pitidos, puesto que estamos en telegrafía morse. Desde toda Europa me llaman al mismo tiempo. Hacía tiempo que no tenía tanta gente llamándome a la vez. Esto hace más lento ir contestando a todos. Es muy difícil descifrar un indicativo entre tanto pitido. Poco a poco voy contestando a todo el mundo. También me sale otro americano: AC1Z, Robert, desde New Hampshire. Entre el jaleo también escucho a Víctor, EA1NY, desde León. Cuando ya ha pasado el jaleo, el último al que contesto es VE2JCW, Jean, cerca de Quebec, en Canadá.
Radio y montaña
En cuanto dejan de llamarme en al banda de 20 metros, me paso a la de 40. Más propicia para comunicados con España. Son casi las cuatro de la tarde cuando hago el primer QSO en la banda con HB9AFI/P, Kurt, un suizo, también muy montañero, desde otra cumbre. Después me van saliendo españoles y algún francés. Pero pienso en la hora que es. Nos vamos a retrasar demasiado. Queremos estar pronto de regreso en casa. Habrá que recoger pronto. El último en llamarme es Agustín, EA1AV, desde León. Me llega con poca señal y le cuesta escucharme. Pero es el último comunicado desde esta cumbre. A eso de las cuatro y cuarto aviso de que quedo QRT y apago la radio. Han sido en total 34 comunicados: 26 en la banda de 20 metros y otros ocho en la de 40 metros. No está mal. Ha sido divertido.

Con la ayuda de Javier recogemos rápidamente todos los trastos y emprendemos el descenso. Hemos visto que lo más rápido y sin problemas es descender directamente por la ladera oeste hasta el valle. Es una bajada fuerte, pero rápidamente estamos en el valle y de nuevo en el camino por el que llegamos allí. La tarde ha quedado soleada y nos lleva poco más de hora y media llegar al pueblo. Un día magnífico de radio y ya tengo una nueva meta conseguida ¡ya soy mountain goat!

viernes, 8 de septiembre de 2017

QSL de septiembre

Estas son las tarjetas QSL más interesantes de las que acabo de recibir:

RI1ANR desde la Antártida
Las más curiosa es esta QSL de un comunicado hecho en 2015 con la Tierra de la Reina Maud, en la Antártida. El corresponsal es un ruso en la base de Novolazárevskaya. Son más de 13.000 Km desde León. Siempre en QRP y con antena dipolo simple. Eso sí, ¡en momentos de buena propagación!

Colombia, Chile, Martinica y Barbados
Estas otras cuatro corresponden a comunicados con Colombia, Chile, Martinica y Barbados. Estos dos últimos países son islas del Caribe.

Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Aruba y Juan de Nova
Estas otras cuatro corresponden a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Aruba y Juan de Nova. Aruba es también una isla del Caribe. Juan de Nova es también una isla, pero en este caso de África. Está situada entre Madagascar y el continente africano.

¡No está mal la cosecha!

martes, 5 de septiembre de 2017

En Cabeza de Yegua

Llega el primer domingo de septiembre. Después de barajar varias opciones con Luis, decidimos ir a Cabeza de Yegua, un pico de 2.142 metros de altura con referencia SOTA EA1/LE-031. Se accede al pico desde el puerto de los Portillinos, a unos 1.900 metros de altura. Estamos al lado de la estación de esquí de El Morredero. Llegar aquí desde León es un recorrido muy largo. Hay que llegar hasta Corporales, en plena Cabrera Alta y remontar la carretera que comunica con El Bierzo. Casi dos horas de coche. Además estamos muy cerca de El Teleno.
En la cima de Cabeza de Yegua
El camino de ascensión, al menos en verano, es realmente sencillo. Dejamos el coche aparcado a la altura del puerto de los Portillinos y desde allí mismo sale un camino bien marcado que sube hasta la cima de Cabeza de Yegua. Es un camino apto para vehículos todoterreno. En cuanto asciendes un poco se aprecian las pobres instalaciones de la estación de esquí de El Morredero. Poco más arriba hay casetas e instalaciones de comunicación. Por el camino hay ganado vacuno. La ascensión nos lleva poco más de una hora de caminar tranquilo.

Aunque el día está bastante despejado, en la cima hay un viento realmente fuerte. Encontramos varias casetas y torretas de comunicaciones. Se aprecia que a esta altura, más de 2.100 metros el invierno, el hielo y el viento destrozan cualquier equipamiento. Aprovechando una torreta abandonada, sujeto la caña de fibra sobre la que instalo la antena. Esto asegura que soportará cualquier racha de viento.
Radiando desde Cabeza de Yegua. Nos visitó un motorista.
El viento era tan fuerte que el único sitio apto para poner el equipo era al resguardo de una de las casetas. Aquí instalo con cuidado todo el equipo y empiezo en la banda de 20 metros. Son las dos de la tarde. En primer lugar escucho a LA1ENA/P, desde una pequeña cumbre en Noruega. Consigo el primer QSO y además ¡de sota a sota! Después me pongo en 14.062 MHz. y empiezo a llamar. Pronto me contesta 9A1AA, Ivo, desde Croacia, con muy buenas señales. El siguiente es un español: EA2DT, Manuel, desde Pamplona. ¡Qué curioso, llega con buenas señales! El siguiente es Roy, G4SSH, desde Inglaterra, al que no había escuchado en todo el verano.

Me van contestando de toda Europa. Las señales son muy buenas, aunque algunos me pasan controles de que me escuchan con una señal débil. Me salen otras dos estaciones más de España: EA2LU, Jorge y EA2BSB, Santi. Ambos desde Pamplona. Debe haber una propagación especial con esta ciudad. También me sale Marco, EA1SB o Agustín, EA1AV. Pero estos llegan por onda directa. Curiosamente alguna estación lejana, del norte de Europa, me llega con fading y señales poco comprensibles. En esta banda se formó en algunos momentos un "pile-up" donde era imposible distinguir una letra. Hacía tiempo que no encontraba tan buena propagación y tantos corresponsales.
Un extremo de la antena bien sujeto. Al fondo el Teleno y, arriba, la carretera por la que vinimos.
A todo esto, el viento sopla con mucha fuerza. En algún momento me tiró el extremo de la antena donde está la caja de conexión, que tuve que sujetar con cuerdas. Tras poco más de media hora en la banda de 20 metros no tengo más corresponsales. Son más de las dos y media. Es hora de parar y comer.

Después de la comida me pongo en la banda de 40 metros. En esta frecuencia es más fácil que me lleguen de toda España. Después de unas pocas llamadas el primero en contestar es Alfonso, EA1ATH, desde La Coruña. Después van contestando distintas estaciones de toda España, también algunas de Francia, Inglaterra o Italia. En esta banda hay menos jaleo, aunque el algún momento también hay un "pile-up" curioso. Algunos corresponsales repiten QSO en esta banda, tanto españoles como italianos o franceses.

Al abrigo de la caseta
En esta banda estoy tres cuartos de hora llamando y contestando a los corresponsales. Las señales también son muy fuertes en general. Pero también son corresponsales más cercanos. Solo uno me fue más difícil: HA5TI, Pista, desde Hungría, a unos 2.000 Km. Tuvimos que repetir varias veces indicativo e intercambio.

En este rato el viento seguía soplando fuerte. Ahora no me daba el sol y me estaba quedando realmente frío. ¡Una cumbre no suele ser un sitio agradable para hacer radio! En algunos momentos tiritaba. Y eso que estaba abrigado. Poco antes de las cuatro apagué el equipo. Ya es hora de recoger.

Por si acaso hice algunas llamadas con el walky en la banda de 2 metros. Solo pude hacer QSO con Marco en León. También me contestó otro al que no pude entender. Después descubrí que había sido Javier, EA1AFB, el hijo de Agustín. No pude entenderle nada. Nadie más contestó, así que, una vez recogido todo, emprendimos el descenso.

La bajada discurre por el mismo camino de subida. Así que en poco más de media hora llegamos al coche. Una parada breve en Corporales y un viaje largo nos lleva de nuevo a casa. Haciendo recuento han sido 51 QSO. Un bonito número. Ya tengo 998 puntos como activador. En la siguiente excursión conseguiré superar los 1.000 puntos y podré considerarme un Mountain Goat. ¡Cabra Montesa!

lunes, 28 de agosto de 2017

Cueto Mesao: radio y lluvia

Tras un verano tremendamente seco llega el último fin de semana de agosto con tormentas y lluvias. Mi propósito es hacer una excursión sota el domingo, pero a última hora cambian las previsiones y dan lluvias en toda la provincia. ¡Esto se complica! Buscando con cuidado a última hora del sábado decido irme hasta Prioro para ascender el Cueto Mesao, una cumbre sota de 1.568 metros de altura con referencia SOTA EA1/LE-169. A media mañana parece que podré tener una ventana de dos o tres horas sin lluvia. Se puede subir desde la ermita de la Virgen del Pando con facilidad: hay solo 200 metros de desnivel, unos 2 kilómetros de recorrido y camino bien marcado. En caso de lluvia la retirada será muy rápida, menos de media hora.
Ermita del Virgen del Pando. Sobre la ermita vemos el Cueto Mesao
Llego a Prioro a eso de las once de la mañana. Está lloviendo fuerte. Las previsiones siguen siendo que tendré una ventana de dos o tres horas sin lluvia. Me acerco hasta la ermita de la Virgen del Pando. Un lugar precioso y muy cuidado. Una parcela cerrada, con entrada libre para peatones, con una construcción reciente y bien puesta, una pradera con hierba y unas vistas preciosas. Una talla de la Virgen del Rosario mirando hacia el pueblo de Prioro. ¡Qué sitio más chulo!

Tras una breve visita al lugar, para de llover. ¡Voy a intentarlo! Dejo la comida en el coche para llevar menos peso. En media hora exacta llego a la cumbre. Las vistas son preciosas: los montes cercanos cubiertos de bosques tienen algunas nubecillas.
Al poco de empezar la ascensión. Abajo la Ermita del Virgen del Pando. Al fondo montañas y nubes.
Sobre el vértice geodésico, en perfecto estado, instalo la caña. Extiendo la antena y el equipo. Enseguida busco en la banda de 20 metros a otros corresponsales en cumbres sota. Encuentro dos: EI6FR/P, Declan, en Irlanda y DL1DVE/P, Thomas, desde otra cumbre en Alemania. ¡Esta vez empiezo bien!

Tras un rato llamando me contesta HB9AGH, Ambrosi, en Suiza. A continuación van llamando con cierto lío desde varios países europeos. Cuando llevo unos quince minutos en la radio, empiezan a caer unas gotas... ¡Esto se complica! Aviso que paro la transmisión un momento con un QRX. Busco una capa de lluvia que llevo en la mochila, cubro el equipo y espero. El cielo está oscuro. Esto tiene mal aspecto.
Panorámica desde la cumbre hacia el oeste y el norte. El embalse de Riaño casi sin agua.
Pasa de la una de la tarde. Creo que la ventana de ausencia de lluvia ha terminado. Aviso en sotawatch que paso a QRT, apago el equipo y empiezo a recoger. Llueve poco, pero no tiene aspecto de parar. Por si acaso, hago unas llamadas con el talky en la banda de 2 metros. Nadie me contesta.

Preparo todo para la lluvia y empiezo el descenso. Por el camino sigue lloviendo, no muy fuerte, pero persistente. Llego hasta el coche en unos 20 minutos. Me he mojado poco. Todo lo importante está bien protegido. Me cambio de calzado y para de llover.
A la izquierda, entre vegetación verde, Cueto Mesao. A la derecha, entre rocas, Puerto del Pando
Busco refugio en el porche de la ermita para comer a cubierto de la posible lluvia. Hay unos bancos de piedra bien puestos. Como tranquilo, descanso un rato, contemplo el paisaje, hago fotos, mando mensajes... Ya no llueve más. Incluso las nubes se van aclarando. Son las cuatro de la tarde. Por aquí cerca hay otros sotas sencillos. Me dan tentaciones de hacer otra ascensión. Pero en cualquier momento podría volver a llover...

La decisión final es explorar carreteras y caminos para futuras excursiones. Una tarde tranquila y regresar a casa pronto. Vuelvo por la carretera que nos llevó al Coscollorudo. Exploro el camino que me puede llevar a la cumbre del Puerto del Pando y otras dos cumbres cercanas. Con todo visto regreso a casa. En toda la tarde no volvió a llover. Incluso salió el sol. Pero en otras zonas más al oeste de la provincia cayeron tormentas impresionantes con mucha agua y abundante pedrisco. ¡Con el tiempo nunca se sabe!

Al hacer recuento en casa solo había hecho 10 QSO. Son pocos, pero suficiente para justificar la excursión, por la radio y por la tarde de descanso.

martes, 22 de agosto de 2017

Haciendo radio en el Mampodre

Ya he gastado mis días de vacaciones. Pero los fines de semana tengo tiempo de ir a la montaña con la radio. El pasado domingo, junto con mi amigo Javier, nos fuimos hasta Maraña para subir el Mampodre. No conocía Maraña, un pueblo situado en un valle precioso en el norte de León, muy cerca del puerto de Tarna, límite con Asturias. Este es el punto más directo para subir el Mampodre, llamado también pico de la Cruz. Su altura es de 2.192 metros. Tiene referencia sota EA1/LE-015.
Durante la ascensión. Arriba a la izquierda el Mampodre
Partimos desde Maraña hacia el oeste, remontando el arroyo de Valverde. El camino está bien marcado al principio y asciende suavemente dando un largo rodeo. Nos adentramos en un valle amplio sobre el que destacan el pico de la Cruz y otras cimas de macizo del Mampodre. A partir de las praderas de altura al final de este valle desaparece el camino y la pendiente se hace realmente fuerte. Tenemos claro el destino y poco a poco vamos tomando altura.

Por el talky escuchaba diversos canales en la banda de 2 metros. Pude hacer contacto a través de un repetidor con la estación EG1FSR de Oviedo que celebraba las fiestas de San Roque. También escuché varias veces en 145.800 MHz. a un HB9AO?, un suizo, llamando a través de un satélite, con buenas señales y modulación fuerte. ¿Alguien sabe explicarme por qué le escuchaba?

Aclarado el misterio: En la Estación Espacial Internacional está habilitado un repetidor FM con entrada en 437.050 MHz y salida en 145.800 MHz. Habrá que estar listo para la próxima ocasión.
Vista de la cumbre al alcance de la mano.
Mi compañero Javier sufrió bastante en los repechos finales. Llegados a un collado, por encima de los 2.000 metros, paramos a comer. Eran aproximadamente las dos de la tarde. El cielo está totalmente despejado, las vistas son impresionantes. Tras una breve comida sigo hacia la cumbre. La trepada final exige cuidado, pero el camino está bien marcado. Llego a la cima pasadas las tres de la tarde.
Una panorámica desde la cumbre mientras trabajo en HF
Enseguida instalo la antena y la emisora. Las vistas desde la cima son espectaculares. El día es muy caluroso y en la cumbre se está bien. Una vez instalado todo empiezo a llamar en telegrafía en la banda de 20 metros. Pronto me contesta Agustín, EA1AV. Las señales son buenas en ambos sentidos. Se nota que estoy por encima de los 2.000 metros. El siguiente corresponsal es OK8EYJ, Dragan, desde la República Checa. También sale Marco: EA1SB, desde León. Poco a poco van contestando corresponsales de toda Europa. También algún español como EA3BT, Josep, desde Barcelona; o EA3WL, Nuria, también en la provincia de Barcelona.
Haciendo radio en lo alto del Mampodre
En cualquier caso la propagación está floja: hay pocos corresponsales, aunque llegan con señales estables. Cuando, tras varias llamadas, nadie contesta en la banda de 20 metros, me paso a la de 40 metros. Se supone que en esta frecuencia llegarán más estaciones españolas. Tras algunas llamadas me contesta F8FSN, Georges, desde Francia. Después diversas estaciones de Europa: Suiza, Italia, República Checa. No muchos corresponsales.
Estación en la cumbre del Mampodre
Paro un rato y llamo desde el talky en 145.525 MHz. Me contesta EA1YC, Miguel, desde León; EA2JF, Jaime, en la provincia de Burgos y algunos colegas más de León. En principio no tenemos prisa y al ser verano hay muchas horas de sol. Así que vuelvo a ponerme en la banda de 40 metros.

Esta vez si que me contestan desde España: EA1ATH, Alfonso, en La Coruña; EA5XU, José, en Valencia; EA7YT, José, desde Málaga y otros varios. También me contestan de nuevo EA1SB, Marco y EA1AV, Agustín. Pero, por más que busco, no consigo hacer ningún QSO con otras estaciones SOTA. En ocasiones escucho alguno muy flojo, pero hay demasiados corresponsales con señales fuertes que me tapan. Se hace la hora de recoger. Esta vez me quedaré sin comunicado de SOTA a SOTA. Mi sensación era de una jornada de radio un poco pobre, pero al hacer el recuento salieron 44 QSO. ¡No está mal!
Un buitre volando por debajo de nuestra altura
Ermita de la Virgen de Riosol
Mi compañero Javier había desaparecido durante un buen rato. Se había buscado una sombra para tomarse una siesta y recuperar fuerzas. Nuestra idea siempre fue bajar por otra parte, pero había que encontrar el camino. Logramos encontrar el camino más rápido y sencillo. Por la ladera norte descendimos por El Canalizo unos 400 metros hasta un collado que desciende hacia el oeste. Durante la bajada contemplamos algunos buitres que vuelan por debajo de nosotros. Un espectáculo grandioso. Otros 200 metros de fuerte desnivel entre praderas y estamos de nuevo en el camino del Arroyo de Valverde por el que habíamos subido. Eso sí, la pendiente es tan fuerte que estamos agotados del rápido descenso.

El camino hasta Maraña está ahora claro y es sencillo, pero el cansancio se nota. En cualquier caso el descenso hasta el pueblo nos llevó aproximadamente hora y media.

Tras rehidratarnos un poco regresamos hacia León. Paramos antes en la ermita de la Virgen de Riosol. Un lugar inesperado realmente bonito. Este valle de Riosol es una preciosidad. Muy cercano a Riaño y haciendo frontera con Asturias, tiene amplias praderas verdes con el macizo del Mampodre al sur y otros picos imponentes al norte. Una zona que merece la pena conocer.

jueves, 27 de julio de 2017

En el Pico Torres con la radio

Aprovechando los días de vacaciones me he acercado con Luis Miguel al puerto de San Isidro, límite entre León y Asturias para subir el Pico Torres. Se trata de un imponente pico de 2.100 metros de altura con referencia SOTA EA1/AT-022. Iniciamos el ascenso desde lo más alto del puerto de montaña, a 1.500 metros de altura en una mañana soleada en León, pero con nubes en Asturias, y más bien tirando a fresca.
Aspecto del Pico Torres a mitad de la ascensión
La ascensión empieza por unas praderas de pastos con vacas y caballos. Va subiendo poco a poco hasta alcanzar la mitad de la ladera sur. Desde aquí tenemos una vista imponente de la cima. Después se empina un poco más hasta alcanzar la cresta que nos lleva hasta la base de la roca. Desde aquí un camino estrecho y empinado va subiendo hacia la cumbre. La ascensión total nos llevó poco más de dos horas y media.

Ya en lo alto del Pico Torres las vistas son impresionantes. Por un lado el amplio valle de Puebla de Lillo. A un lado la estación de esquí. Al norte los valles asturianos siempre verdes. En ocasiones algún retazo de nube se acerca desde el norte, pero al pasar sobre las cumbres se deshace totalmente.
Todo listo para empezar a transmitir
Instalo antena y emisora con rapidez. Tras una pocas llamadas en la banda de 20 metros, me contesta SA4BLM, Lars, desde Suecia. El tercero en llamarme es VE1WT, Phillip, desde Canadá. Llega con buenas señales. Después van llamando distintos corresponsales de toda Europa. Las señales no son intensas y hay bastante QSB. Tras avisar por Whastapp, consigo escuchar muy débil a Agustín, EA1AV.

Terminada la primera tanda en la banda de 14 MHz. paro un rato, llamo por la banda de 2 metros y me salen Agustín y Víctor. Nos escuchamos en directo, con cierta dificultad. Es el momento de parar a comer.
Transmitiendo en lo alto de Pico Torres
Tras la parada, vuelto a la radio. Esta vez en la banda de 40 metros. El primero que me responde es Víctor, EA1NY, desde León. Llega con mejores señales que Agustín. Después van saliendo corresponsales de Suiza, Holanda, Inglaterra, Francia. También algún español, pocos. Curiosamente hago dos QSO con Ceuta: EA9PD y EA9QD. Esta banda está muy floja. Con dificultad consigo QSO con dos corresponsales en otras cumbres: HA/OK2PDT/P desde Hungría y HB9CBR/P desde Suiza.

Finalmente completé 30 comunicados entre todo el tiempo que estuve en radio. No es mucho, pero cumple suficientemente mis objetivos. Un nuevo sota hecho. Ya van 100 cumbres distintas en CW. ¡Esto está empezando a ser algo! Si todo va bien, antes de fin de año tendré más de 1.000 puntos como activador.

Descendemos por un camino distinto. La bajada lleva también bastante tiempo. Desde abajo ahora podemos contemplar la cumbre imponente. Ahora el cielo está totalmente despejado. Es un pico chulo, pero no es sencillo. 

domingo, 23 de julio de 2017

Taller de radio en el campamento

Por segundo año he dirigido un taller de radio en el Campamento de Valdelugueros al norte de la provincia de León. Los errores del año pasador sirvieron como experiencia para conseguir un taller de radio con más éxito. Asistieron a este campamento unos 90 niños de Castilla, León y Asturias. Todos con edades entre 9 y 12 años. Cada día un grupo de chicos participan en el taller que les toca ese día: nudos, supervivencia, tiro con arco, radio... De esta forma, a lo largo de seis días, pasaron por el taller de radio todos los acampados.
Un chico al micrófono. Los demás muy atentos.
En esta ocasión he vuelto a llevar mi vetusto FT-7B, sencillo y fiable. Las desventajas de este equipo es que, al ser analógico, es muy difícil dar una frecuencia exacta. A esto hay que añadir que va variando de frecuencia mientras calienta. El truco para paliar, en parte, este inconveniente fue encenderlo con el volumen bajado durante las explicaciones iniciales. Además les mostré mi equipo habitual, el FT-817. Como antena esta vez usé una bazoca, que parece responder mejor que el dipolo ante la estática y va muy bien. La ubicación es la mismas del año pasado, el valle del río Curueño, entre montañas de más de 2.000 metros que apantallan notablemente en algunas direcciones.

El taller de radio, junto con otros talleres, se desarrolla entre las cinco y las seis de la tarde. El primer día la actividad resultó bastante mal. Tras las explicaciones iniciales, usando un Power Point más breve que el del pasado año, nadie respondió nuestras llamadas. Quedó muy deslucido. Antes de terminar la hora del taller, pudimos escuchar y mostrar por escrito un QSO en telegrafía entre un francés y un alemán.
El shack listo para empezar el taller de radio
El segundo día la cosa fue un poco mejor. Pudimos hacer ocho QSO. Los chicos emocionados. Desde el primer momento tenía claro que tenía que estar anunciado en el cluster para tener éxito. Lo intenté desde el móvil, pero no salió anunciado. El segundo día alguien nos anunció y empezamos a tener corresponsales.

El tercer día la propagación estaba corta y tras avisarle por whatsapp nos sale Agustín EA1AV y algunos corresponsales más de León. Cuando, tras varias llamadas, nadie contestaba, Agustín volvía a llamarnos. Así, ese día catorce chicos encontraron corresponsal. ¡Esto marcha mejor! Los siguientes días pude conectar el portátil a internet a través del móvil. Aunque la conexión es deficiente, me permitió anunciar la actividad en el dxfuncluster y avisar en su chat que necesitaba corresponsales. A partir de este día no faltaron corresponsales. Una vez anunciada la actividad y tras varias llamadas, siempre salía algún amable corresponsal desde alguna parte de España.
Las explicaciones antes de empezar a llamar
La experiencia para los chicos resultó estupenda. Pocos conocían la radioafición, pocos conocían también el morse. Todos querían ponerse al micrófono. En opinión de monitores y acampados resultó el taller más "chulo" de los que se realizaron en el campamento. Al otro lado, los corresponsales con frecuencia parecían emocionados al hablar con un niño de estas edades. ¡Una experiencia realmente gratificante!

El resultado final fue que más de la mitad de los acampados pudieron hablar con algún corresponsal. En total pudimos hacer 54 QSO. Incluso un comunicado con Francia: F4FYU, Christophe, cerca de Cannes nos contestó en perfecto castellano.

Agradezco desde aquí a todos los corresponsales su participación. Sin corresponsales no hay radio. Agradezco especialmente a los colegas que nos dieron su nombre y QTH. Los QSO necesariamente tienen que ser breves, pero los chicos agradecen conocer algún dato del corresponsal: al menos su nombre y su ciudad.

También quiero pedir perdón por los que se quedaron sin poder contactarnos. Teníamos que seguir un horario bastante estricto para no perturbar la marcha del campamento. Es solo una actividad más. Muy bonita, pero una más.

Quizá el próximo año me sienta con fuerzas para repetir la experiencia. ¡Avisaré!

martes, 11 de julio de 2017

Con Luis en el Gistredo Viejo

Este domingo me venia bien hacer una excursión al monte con la radio. Incluso tenía acompañante, mi amigo Luis, que me soporta con gran paciencia. Pero las previsiones daban lluvias ligeras o tormentas en toda la provincia. Así que busqué la zona en la que se pronosticaban menos posibilidades de lluvia. Así elegí el Gistredo Viejo, un pico sencillo situado en el Bierzo, muy cerca de Noceda del Bierzo. Su referencia sota es EA1/LE-146 y tiene una altura de 1.731 metros.
Llegando a la cumbre del Gistredo Viejo
Partimos desde el pueblo de Robledo de las Traviesas. El  camino no puede ser más sencillo, una pista forestal que sube con una pendiente continua haciendo zigzag por estos montes. El cielo tiene nubes entre claros, hace bastante calor y el ambiente es húmedo y muy caluroso. Solo sopla un poco de viento en la parte más alta del monte. La ladera tiene vegetación de monte bajo y algunas zonas de pinos. Las sombras son escasas. Desde la parte superior del monte se contempla casi todo el Bierzo.

En lo alto del monte hay una caseta de vigilancia de incendios. Un joven hace guardia allí durante todo el día. También hay una estación base de telefonía móvil. Instalo la antena sujeta a un pequeño pino. Por miedo a que en cualquier momento se ponga a llover llevo lo necesario para una activación rápida. Solo pongo la antena dipolo alimentada en el extremo que me sirve para las bandas de 20 y 40 metros.
Acabando de instalar el equipo
Empiezo en la banda de 20 metros. Escucho a G4TJC/P, Simon, desde una cumbre en Inglaterra. Nos costó escucharnos, pero pudimos completar el QSO. Después busqué una frecuencia libre y me puse a llamar. Nada espectacular. Contestaban los habituales desde Alemania, Suiza, Bélgica, Inglaterra. Entre todos destacan dos compañeros de León: EA1SB, Marco y EA1AV, Agustín.

Tras unos 20 minutos y 19 QSO, a uno por minuto, paso a la banda de 40 metros. El primero que contesta es OF2BFG, Jari, desde Finlandia. Después contestas ya desde España, Italia, Holanda. La propagación está pobre y con QSB profundo, como es habitual este verano. Tras un cuarto de hora en la banda de 40 metros he completado otros 8 comunicados, cuatro de ellos con españoles.
Todo listo para empezar a llamar
He completado en total 27 QSO. El cielo se está cubriendo de nubes y en cualquier momento puede llover. Aviso que apago el equipo y rápidamente me pongo a recoger. Con todo ya empaquetado y sin riesgo de que se moje nada importante podemos comer con tranquilidad.

Son aproximadamente las cuatro de la tarde cuando, después de saludar al guarda, emprendemos el descenso. Bajamos sin apenas parar, pero el descenso es largo, ocho kilómetros de camino. Hora y media de bajada. Llegamos al coche sin novedad. En ningún momento ha caído una gota de agua. De vuelta ya a León vemos nubes oscuras que amenazan tormenta, aunque llegamos a casa sin más percances.

Al día siguiente descubrimos que en algunas zonas de la provincia han caído tormentas de pedrisco muy fuertes. ¡Parece que elegimos bien nuestro destino!

Resultado del concurso CQWWDX

Acabo de comprobar mis resultados en el concurso CQWWDX de noviembre de 2016 y encuentro que, en mí categoría, he quedado ¡el primero de España! Y el 14 de Europa
Primero de España en categoría QRP, asistido, todas las bandas
Resumen de puntuaciones.
Y eso que le pude dedicar menos horas que otros años.

viernes, 7 de julio de 2017

Remelende con Toni y Marcos

Ha pasado el mes de junio sin haber hecho ninguna excursión sota. Hacía mucho tiempo pasaba un mes sin hacer una excursión de radio. Junio fue un mes complicado. Pero aprovechando un día que me corresponde por las fiestas de León me he tomado un lunes libre para ir hasta el puerto de Las Señales para hacer una cumbre nueva para mí: el pico Remelende. Se trata de una cumbre de 1.888 metros de altura que hace frontera entre León y Asturias. Está catalogado como sota EA1/AT-097 y tiene un vértice geodésico con referencia VGLE-291. Es curioso: para sota está en Asturias, para vértices está en León.
Marcos y Toni. Al fondo el Remelende
Esta vez conseguí dos acompañantes: Toni, EA3AH, que además puso el coche, y Marcos, un joven interesado en la radio. Llegamos al puerto de Las Señales, el punto más rápido para llegar a la cima, y a eso de las once de la mañana empezamos la ascensión. Es una cumbre bastante accesible, partimos ya por encima de los 1.600 metros, el desnivel es de unos 250 metros. El recorrido total es algo más de dos kilómetros. Pero algunos no están acostumbrados a estos esfuerzos. De vez en cuando parábamos para un breve descanso. Las paradas cada vez eran más frecuentes. Por fin llegamos a la cumbre a eso de las doce y veinte de la mañana.

Rápidamente nos pusimos a montar el equipo. Con ayuda es más rápido instalar todo. La idea era activar tanto sota como vértice, en telegrafía y en fonía. Empecé en telegrafía en la banda de 20 metros. El primero en contestar a la una en punto fue OE7PHI, Hans, desde Austria. Curiosamente el segundo que contesta es KA1R, Mattew, desde Massachusetts, USA, con muy buenas señales. Después van respondiendo de toda Europa. Las señales suelen ser más bien flojas y con mucho desvanecimiento.
Panorámica desde el pico Remelende

Pero en esta banda también me llegan otros tres americanos: N1GB, George, en Vermont; K4DY, Leslie, desde Carolina del Norte y AC1Z, Robert, en New Hamshire. Todos ellos cerca de la costa este de Estados Unidos. A los veinte minutos, ya no me contesta más gente en la banda de 20 metros. Me paso a la de 40 metros. Se supone que en esta banda entrarán estaciones de España. Pero la propagación está muy floja. Contestan desde Irlanda del Norte, Francia, Holanda, Suiza, pero ningún español. Destaca HB0/HB9DST/P, Paul, un suizo que está en una pequeña cumbre de Liechtenstein. Nos costó bastante completar el comunicado. Las señales eran realmente muy bajas.

Poco antes de las dos de la tarde se puso Toni al mando con el micrófono. Después de unas cuantas llamadas empezaron a contestar. Esta vez sí, nos reciben desde España: EA5GXI, Julio, desde Castellón; EA7IV, Pedro, desde Córdoba... Poco a poco fueron contestando de toda la península, incluidos algunos portugueses. También algún italiano de los habituales. Como estamos en una montaña alta, lejos de la civilización, todos nos llegan con señales muy limpias, se les recibe bien. Pero los corresponsales es frecuente que nos reciban con dificultades: transmitimos con solo 5 vatios y los que están en la ciudad suelen tener mucho ruido en recepción. Con frecuencia nos piden confirmación o intentan repetir el QSO porque no nos han escuchado bien.
Trabajando la telegrafía desde la cumbre del Remelende

Toni está al micrófono y yo apunto los QSO en el portátil. A eso de las dos y media hacemos una parada. ¡Es hora de comer! Lo importante primero. Es una parada breve. Una comida rápida y volvemos a la radio. Esta vez me pongo yo al micrófono y Toni apunta. A todo esto Marcos observa y pregunta de vez en cuando. Especialmente cuando estoy con la telegrafía.

Tras la comida la situación es igual que antes. Pocos corresponsales, nos escuchan con dificultad, las señales se desvanecen. De todas formas vamos trabajando bastantes provincias. Como queremos llegar a casa a eso de media tarde, nos habíamos propuesto apagar y recoger sobre las tres y media, como muy tarde. Además quería hacer una prueba en la banda de 50 MHz. Es la época en que se abre a Europa por capa E esporádica. Aviso que vamos a apagar y alguien dice que si nos ponemos en telegrafía. Le hago caso, me pongo en 7.032 MHz y llamo en CW. Esta vez sí que contestan desde España: EA5KY, Luis, desde Valencia; EA7JYD, Manuel, desde Córdoba... También contestan desde Italia, Francia, Inglaterra. Ya al final del todo escucho a Agustín, EA1AV, desde su pueblo. Me llega muy flojo y él tiene dificultades para escucharme.
Una charca limpia en el descenso.
Cuando pasan de las tres y media apago el equipo. Conecto un momento la antena de 50 MHz. Escucho la banda: desierta. Hago algunas llamadas por si acaso. Nadie contesta. Definitivamente es hora de recoger. Finalmente hemos completado nuestros objetivos: 104 QSO, 62 de ellos en fonía y otros 42 en telegrafía. La recogida es incluso más rápida que la instalación. Pronto iniciamos el descenso.

La bajada es más cómoda. No hace falta hacer paradas para descansar. La única dificultad es encontrar un camino hacia el coche. En estos montes no hay camino. Menos mal que estamos en verano, porque por el lugar que descendemos está lleno de charcas que ahora están casi secas. En primavera debe ser todo una charca embarrada. Tardamos 45 minutos en llegar al coche. Ha sido un día magnífico de montaña y radio.

miércoles, 7 de junio de 2017

Sprint vértices 2017

Ya es tradicional que unos cuantos amigos participemos en el sprint de vértices geodésicos que cada año organiza el Radioclub Henares el primer domingo de junio. En el argot de los radioaficionados un sprint es un concurso breve que dura unas horas. En este caso se trata de contactar con estaciones en o desde diferentes vértices geodésicos distribuidos por la geografía española. En esta ocasión elegimos el vértice llamado Rodera, con referencia VGLE174, cerca de Rioseco de Tapia. Está situado muy cerca del vértice en el que participamos el año pasado.
Todos los participantes salvo el fotógrafo: EC1KD, EA1NY, EA3AH, EA1AV y EA1AFB
En esta ocasión usamos el indicativo de Héctor, EC1KD, por ser un indicativo breve y sonoro. Además de Héctor y Toni, estaban Agustín, EA1AV; su hijo Javier, EA1AFB y Víctor, EA1NY. A última hora nos visitaron algunos turistas.

Sobre las nueve de la mañana estábamos al pie del vértice. Enseguida instalamos las antenas. Un dipolo tipo bigotes de gato para las bandas de 40 y 20 metros y una vertical. Yo instalé mi equipo habitual: un dipolo alimentado en el extremo para las bandas 40 y 20 metros. En telegrafía estaba yo solo con mi FT-817 y sus 5 vatios de potencia. Los demás trabajaron en fonía con un IC-706 y 50 vatios de potencia.
En primer término mi antena sobre el vértice. Al fondo los coches y otras antenas.
El concurso empieza a las diez, hora española. Empiezo en la banda de 40 metros, pero nos interferimos al estar los dos grupos en la misma banda. Así que me paso a la banda de 20 metros, que en principio no suele tener buena propagación con España. Sorprendentemente enseguida consigo hacer comunicados con EA1URP, Palencia; EA1RKV, Pontevedra o EG1AV, Ávila. Todos con muy buenas señales. ¡La propagación está fantástica! En una hora consigo 20 QSO en la banda de 20 metros con toda España. Esto solo puede ocurrir por haber una propagación por capa E esporádica. Desde luego es la época propicia para este tipo de propagación.
Trabajando en fonía
Mientras estamos en distintas bandas, uno en la de 20 metros y otros en la de 40, no tenemos ningún problema de interferencias entre nosotros, a pesar de la proximidad de las antenas. Los dos equipos están equipados con "stubs" que nos permiten filtrar los armónicos y son muy efectivos para estos casos. El problema viene en algunos momentos en que las dos estaciones estamos en la banda de 40 metros. En estos casos las interferencias son bastante fuertes y molestas. De tal modo que así no podemos trabajar a buen ritmo. Tras un rato en la banda de 40 metros, vuelvo a la de 20.
Trabajando en telegrafía desde mi coche
En la banda de 20 metros consigo QSO con toda España, pero también con Italia, Suiza o Alemania, donde también hay colegas que participan en el sprint. El concurso acaba a la una de la tarde. En la última hora solo consigo un QSO con Marco, EA1SB desde León. Se ve que la esporádica se ha perdido.

En total yo completé 32 QSO en telegrafía. En fonía se hicieron 229 QSO. En SSB hay más gente y salimos con más potencia. Pero en CW los QSO puntúan más. Parece que este año estaremos mejor clasificados que el año pasado en que la propagación estuvo muy pobre. Además este año ha habido bastantes estaciones que se han tenido que retirar por culpa de las tormentas. Sobre todo en el sur de España.
Agustín ante la antena de CW
Acabada la jornada recogimos pronto todos los trastos. Cuando estábamos ya regresando en los coches por el monte cayó un buen chaparrón. Si nos pilla con todo instalado hubiera sido bastante molesto.

Considero que ha sido una muy buena jornada de radio. Parece que además la suerte nos ha acompañado. Ya veremos cómo quedamos. Desde mi punto de vista, cometimos el error de poner las antenas muy juntas y eso provoco interferencias más fuertes cuando estábamos en la misma banda. El próximo año mejoraremos. Ya empezamos a tener experiencia para ser competitivos.

Actualización

 Han salido los resultados provisionales del concurso. No parece que vaya a cambiar nada en los definitivos. ¡Hemos quedado los terceros en nuestra categoría!
Terceros en categoría multioperador

jueves, 1 de junio de 2017

Concurso WPX y QSL

El pasado fin de semana participé en el concurso WPX, uno de los concursos importantes del año. Concurso a nivel mundial de todos contra todos de 48 horas de duración. Empecé el sábado madrugando un poco: a las siete. Me sorprendió la buena propagación con Norteamérica en la banda de 40 metros. También estaba abierta la propagación en 20 y 15 metros con Europa. Solo estuve hora y media, completando 29 QSO.

Tuve que estar todo el día fuera de casa. Regresé a eso de las nueve y media de la tarde. Aunque la propagación no está muy bien, pude hacer un montón de QSO con Europa y América, principalmente en las bandas de 15 y 20 metros. Ya por la noche trabajé sobre todo la banda de 40 metros, con algunos comunicados con Europa en la banda de 80 metros. Me acosté tarde con 100 QSO completados. ¡No está mal, dado que estuve fuera la mayor parte del día!
El N1MM+ al final del concurso.
El domingo tenía menos compromisos y más tiempo. Como me acosté tarde, madrugué un poco menos. Mi primer QSO es a las nueve y media. Enseguida me doy cuenta de que la propagación está mal, muy mal. Solo llega Europa y con señales bajas y desvanecimiento. Por la noche una tormenta solar ha cerrado las bandas. Solo pude hacer unos pocos QSO en 40 y 20 metros. A media mañana tuve que salir.

Cuando regresé, a eso de las dos de la tarde, la propagación seguía muy floja. Trabajé principalmente la banda de 20 metros con Europa. Ya por la tarde la propagación va mejorando levemente. Hasta las siete que tuve que salir de nuevo, había completado 173 comunicados contando los del día anterior. Las bandas altas solo se abrieron en contadas ocasiones y con señales bajas.

Cuando regresé, a eso de las nueve y media de la tarde, la propagación había mejorado bastante. Además se abrió la banda de 10 metros con Europa. También la de 15 metros estaba bastante mejor. Pero al día siguiente hay que madrugar para trabajar. Así que poco después de las diez de la noche apagué la emisora.

En resumen un concurso muy flojo por culpa de la propagación. Ningún país nuevo. 191 QSO, cuando el año pasado había conseguido 264. Además el día que más tiempo pude trabajar la propagación empeoró. No hay posibilidades de puntuar bien. La gran diferencia es que usé el winkeyer durante todo el concurso. Esto me permite que la transmisión la haga el ordenador, facilita mucho el no equivocarse y todo es más ágil. Cuando ocasionalmente tuve que transmitir a mano el intercambio recordé la dificultad de transmitir a gran velocidad una serie de números sin equivocarse. En fin, un fin de semana divertido.

QSLs recibidas este mes

Todos estos comunicados hechos con 5 vatios de potencia y una antena dipolo multibanda.
Australia

Guayana Francesa
Irán

lunes, 29 de mayo de 2017

Peña Rionda a la segunda

Esta semana he conseguido activar Peña Rionda. Es mi segundo intento. En enero lo intenté, pero equivoqué el camino y tuve que dejarlo. Esta vez me he podido quitar la espina. Con el recorrido, en principio, bien estudiado partí de Ocejo de la Peña pasadas las diez de la mañana. Subo con calma por el camino previsto. Esta vez encuentro sin problemas el punto en el que el camino se desvía y pronto llego a un paso tallado entre rocas que me lleva a unas praderías altas al pie de Peña Rionda y el Pico Moro.
Camino a Peña Rionda
Camino que lleva a las praderías al pie de los picos. Al fondo Peña Rionda. Foto hecha por la tarde.
Pronto estoy paseando en un valle amplio rodeado de vacas entre pastos verdes y arroyos con agua. El lugar es muy bonito y tranquilo. El día está totalmente despejado y hace bastante calor. Sigo camino hasta llegar al collado Argovejo. Desde aquí había observado que algunos subían la cumbre por la ladera norte. Así que, tras un descanso, seguí por las sendas de esta ladera. Se trata de una ladera herbácea con una pendiente muy fuerte.
Senda por la ladera norte de Peña Rionda. El pico está a la izquierda arriba.
Llega un punto en que me toca ascender por la fuerte pendiente. Poco a poco llego hasta un collado. Después me doy cuenta de que voy en la dirección equivocada. Tengo que retroceder y buscar un camino hasta la cumbre. La pendiente es muy fuerte y el camino no está claro. Menos mal que llevo el GPS para saber dónde debo llegar. Hay que hacer algunas breves trepadas entre rocas que se desmenuzan. Conviene ir con cuidado.

A eso de la una llego por fin a la cumbre. Las vistas son realmente espectaculares. Al sur tengo Peñacorada, al norte Las Pintas y otras cumbres cercanas a Riaño, un poco más allá el macizo del Mampodre, en otro lado Picos de Europa, al este el Espigüete. Curiosamente a unos 150 metros más al oeste tengo otra cumbre de la misma altura. Según sus coordenadas esa es Peña Rionda, pero en mi cumbre hay un cartel indicando que estoy en mi objetivo.
Claramente estoy en Peña Rionda
Enseguida instalo la antena sobre la fijación del buzón montañero. Esta vez, además de la antena de 20 y 40 metros, instalo la antena de la banda de 6 metros. Estamos ya en época de esporádica y hay posibilidades de comunicados interesantes. Antes de ponerme a llamar en telegrafía, hago unas llamadas con el talky en la banda de dos metros. Me contesta Fernando, EA1GM, un viejo amigo con el que hacía años que no hablaba.

Por fin me pongo en la banda de 20 metros. Hay algunos corresponsales desde otras cumbres de Noruega, Alemania o Suiza, pero no consigo que me escuchen. Busco una frecuencia libre y me pongo a llamar. Tras unos cuantos CQ, el primero que me contesta es DL3HXX, Lothar, desde Alemania. Después me llama RW3XZ, Alex, desde Rusia con unas señales excelentes. Van contestando corresponsales de toda Europa. De todas formas la propagación está mal: mucho ruido en la banda y las señales se desvanecen profundamente con facilidad. No es cómodo trabajar así.
Mi equipamiento en lo alto de Peña Rionda
Entre los corresponsales tengo a N1GB, George, desde Vermont, en el noreste de Estados Unidos. Cuando me canso de la banda de 20 metros, paso a la de 40 esperando corresponsales españoles. De todas formas el primero en contestar es un inglés G4RGV, Jon. Pero, efectivamente, me salen dos españoles: EA2LU, Jorge, desde Pamplona y EA1AV, Agustín, desde León.

Tras mucho trabajo también consigo en esta banda tres QSO con corresponsales en otras cumbres de Europa: LZ1GV/P, Dimiter, desde Bulgaria; G0HIO/P, Michael, desde Inglaterra y HB9CGA/P, Ulrich, desde Suiza. Parece que la banda de 40 metros está mejor, pero también es difícil trabajar bien en ella.
Ya son las dos y media y hay hambre. Paro a comer. Vuelvo a hacer unas llamadas en la banda de dos metros. Por fin me contesta Agustín, EA1AV, siempre pendiente de mis excursiones. Acabada la comida, como considero que me queda tiempo, me pongo en la banda de 6 metros para hacer unas pruebas. Escucho, hago un montón de llamadas, me anuncio en el clúster... Nada. La banda está cerrada. No es la ocasión. Son las cuatro menos cuarto de la tarde y me queda un descenso fuerte. Toca recoger.
La emisora en lo alto de la cumbre.

Si la ascensión tuvo sus complicaciones, el descenso no será mejor. Desde lo alto localizo un valle por el que se puede bajar. En el descenso me encuentro que la pendiente es realmente muy fuerte, aunque no hay peligro, hay abundante hierba y no hay rocas. A media bajada veo en el fondo del valle un rebeco que va avanzando a grandes saltos. ¡Qué maravilla! Finalmente llego a la senda que me lleva al camino de vuelta. El regreso hasta el pueblo no tiene más complicaciones. Solo es seguir el camino.

Ha sido una excursión exigente. Aunque la propagación ha estado complicada, he podido completar 22 comunicados. Está bastante bien. Ya tengo 105 activaciones válidas en 98 cumbres distintas. Mi objetivo para este año es completar cien cumbres distintas en telegrafía y llegar a los 1.000 puntos. ¡Ya queda menos!