jueves, 7 de junio de 2012

Pico Espina, un SOTA perruno

Como el pasado fin de semana el tiempo resultó lluvioso, me pedí libre el martes para hacer una excursión sota. Y además esta vez conseguí "engañar" a un viejo amigo que me acompañó encantado: Álvaro. Como teníamos que regresar antes de media tarde me busqué una cumbre interesante, pero sencilla y en terreno conocido. Me decidí por Pico Espina, SOTA EA1/LE113, de 1.929 metros de altura y en las proximidades de Valdelugueros, terreno que conozco muy bien.

La excursión

Para hacerlo fácil, partimos desde Villaverde de la Cuerna, un pueblo muy bonito situado ya a 1.400 metros de altura. Como anécdota, nos acompañó durante todo el camino Curro, un perro jovencito y muy simpático. Al final del pueblo parte un camino ancho, apto para vehículos 4x4 que lleva hasta Puebla de Lillo. Seguimos este camino, en el que encuentras dos fuentes de agua fresca, hasta donde hace una curva hacia el este, poco antes de un collado que da a la vertiente del Porma. En este punto subimos una pendiente corta, pero empinada y llena de vegetación hasta llegar al Collado de Valporquero, ya a 1.733 metros de altura. Desde este collado la vista es estupenda.

Álvaro en la cumbre jugando con Curro.
Una vez en este collado debemos ascender hacia el sur. Ya en la cresta vemos nuestro objetivo al alcance de la mano. Siguiendo el cordal llegamos en muy poco tiempo al Pico Espina. La cumbre es espaciosa y con una pequeña terraza en el lado sur. Las vistas son estupendas en todas direcciones. La ascensión desde Villaverde lleva dos horas sin esfuerzos. Descendemos por el mismo camino en la mitad de tiempo. Pienso que es una excursión apropiada y atractiva para los chicos del Campamento de Valdelugueros donde este verano volveré a estar como monitor.

La radio

Manejando el "pile-up"
Este día estrenaba con ilusión una nueva antena para la banda de 50 Mhz. Una Slim Cuco recién llegada desde la Manchuela. Estamos en plena época de esporádica-e y hay que aprovechar las oportunidades. Pero dependemos de que haya, o no, propagación.

Una vez instalado todo el sistema empiezo las llamadas en mi frecuencia habitual de 20 metros: 14,062 Mhz. Pronto me contestan desde Inglaterra, después Suecia. Rápidamente se formó el clásico apelotonamiento de estaciones llamando todas a la vez. Finalmente estuve media hora para trabajar un total de 25 estaciones de toda Europa. Quizá la más lejana fuera SM1CXE, Roland,  desde Suecia. También resultó interesante para mí trabajar a EA3ENB, Jordi, desde Sabadell; la única estación española.

Una vez liquidado el "pile up" en 20 metros y validada la activación; llegó el momento de probar la propagación en la banda mágica y ver qué tal rinde la nueva antena. Desde el móvil veo los "spots" que hay en el clúster desde Europa: muchos QSO en 10 y 15 metros, pero ninguno en 6 metros. De todas formas hay que probar.

Recorro la banda de 6 metros y no escucho nada. Hago unas cuantas llamadas en las frecuencias habituales de telegrafía y nadie contesta. Busco en la zona de balizas y finalmente solo logro escuchar una que llega un poco flojo: EA4TD/B en el locator IN80fj. Pero me debe llegar por propagación troposférica, no por esporádica. Unas llamadas infructuosas más y llega la hora de recoger. Otra vez será. Estoy impaciente por ver esta antena en funcionamiento.