jueves, 24 de abril de 2014

Peña Constante, fallando de nuevo

La semana santa en León finalmente estuvo acompañada de bastante buen tiempo, a pesar de algunas predicciones. El sábado era el día que tenía pensado para hacer una excursión de radio, pero las previsiones daban lluvia a partir de las tres de la tarde. Así que decidí buscar una cumbre sencilla para que, madrugando un poco, pudiera llegar a comer a casa y evitar así la posible lluvia.

Finalmente me decidí por Peña Constante, de 1.738 metros de altura, con referencia SOTA EA1/LE-141 y situada en una zona que conozco bien. En varias ocasiones había hecho el recorrido Redilluera-Canseco y vuelta. Es una excursión bonita y breve, pero con algunos repechos importantes. Mi recorrido partió de Redilluera y, una vez alcanzado el Collado de Canseco subir directamente hacia el sur hasta la cumbre. La subida final es breve, aunque bastante empinada, pero sin dificultades. Todavía quedan algunos neveros.

Cumbre de Peña Constante
Al llegar a lo alto encuentro varias cumbres repartidas en la cresta, todas con la misma altura aproximada. Un mojón de cemento marca la cumbre de Peña Constante. Sobre este pequeño mojón instalo la caña que soporta la antena. Para amarrarla bien tengo que poner tres cuerdas a modo de riostras. Instalo solo las antenas de 20 y 12 metros, será una activación breve.

Cuando acaban de dar las doce de la mañana me pongo a llamar en la banda de 20 metros. El primero en contestar es de nuevo G4SSH, Roy. Después van saliendo otros corresponsales con buenas señales: DL1FU, Friedrich, N1EU, Barry. En un momento muevo el cable de antena que me tapa los mandos del equipo. Sigo contestando a diversos corresponsales. Todos me llegan con buenas señales, pero algunos me dicen que me reciben con QSB, es decir, con desvanecimiento de señal.

Me llama DL2KAS, Hans. Es mi primer QSO con él. Le contesto, pero parece no escucharme. Le paso de nuevo los controles, me llama de nuevo.... De pronto me doy cuenta de que al transmitir no saco potencia. ¿Me habrán fallado de nuevo los finales? Hago las comprobaciones oportunas y, en efecto, no saco potencia: el LED del acoplador no luce al transmitir. ¡Se acabó la activación con solo 7 contactos! Compruebo que el conector BNC de antena está movido y está a punto de salirse. He estado transmitiendo sin antena y esto ha provocado el fallo del amplificador final. ¡Por eso me recibían con QSB! ¡Qué desastre! Después me di cuenta que al mover el cable de antena, se movió el conector y provocó el fallo de conexión que causó la avería.
Posición original del conector BNC y posición después de mover el cable. El conector está a punto de salirse.
Recojo todos los bártulos y desciendo. El descenso me lleva 45 minutos. La ascensión supuso hora y cuarto de camino. A las dos de la tarde llego al coche. En casa me esperan para comer. Cuando llego son las tres. Si hubiera estado más tiempo en la cumbre hubiera llegado tarde a casa.

La reparación

De mi anterior experiencia con el fallo de la etapa final del FT817, había conseguido dos tarjetas de repuesto reparadas; gracias a la amabilidad de un colega que me soldó los transistores SMD. Además tenía experiencia de cambiar la tarjeta. Ahora es cuestión de dedicarle una hora o dos a la reparación. Esa misma tarde abro el equipo y cambio la tarjeta por una de las reparadas. Solo falta ajustar la corriente de reposo de cada transistor para que trabajen en el punto adecuado. Pero el tester no me mide corriente. Pruebo todo varias veces: no mide. ¿Hago algo mal? ¿Estará la tarjeta mal reparada? ¿Me falla el tester?

Al día siguiente, domingo, con un tester prestado todo funciona la primera. Ajusto la corriente y compruebo que el equipo transmite. Finalmente el problema era que mi tester tenía un ¡fusible fundido! Son las dos de la tarde todavía me queda una hora para participar en el concurso del Club EAQRP. Solo consigo hacer dos QSO en la banda de 15 metros con Canarias, porque es la hora de comer y hay que cumplir con la familia. ¡Algo es algo!