jueves, 3 de septiembre de 2015

Cuatro cumbres en agosto

Durante el mes de agosto no he tenido vacaciones. Las disfruté en el mes anterior. Pero he tenido menos compromisos y, junto con el buen tiempo, me ha permitido hacer más excursiones a la montaña con la radio. Casi una por fin de semana. Vemos brevemente lo hecho.

Gildar

El Gildar es un pico de 2.078 metros de altura con referencia sota EA1/LE-039, situado a la entrada de los Picos de Europa, justo al sur del puerto de Panderrueda. Aquí me fui el sábado 8 de agosto con mi amigo Javier. Partiendo de lo alto de Panderrueda, hacia el sur sale un camino que va recorriendo el cordal que lleva hasta el Pico Cebolleda. A media altura salen otros caminos, hay que cuidar de no despistarse. El trayecto es largo pero realmente bonito: al norte tenemos los Picos de Europa con Peña Bermeja en primer plano.
Con Javier en la cumbre del Gildar. Hace frío a pesar de ser agosto.
Al llegar a la cumbre nos encontramos con un viento fuerte y realmente frío, a pesar de ser agosto. Menos mal que hay experiencia y vamos bien equipados. Una vez instalada la antena voy completando QSO con diversos países europeos. Mientras, mi amigo Javier va explicando a los visitantes mi extraña afición. En total completo 25 contactos, entre ellos tres con otros colegas en diversas cumbres de Europa. En algunos momentos se hace difícil escribir o manipular por culpa del frío. En cualquier caso ha sido, quizá, la excursión más bonita del verano.

Garbanceda

A la semana siguiente me acompaña Luis Miguel al pico Garbanceda. Con una altura de 2.036 metros y referencia sota EA1/LE-049, está situado muy cerca del anterior Gildar, en el mismo cordal. Pero esta vez se sube desde el puerto de Pandetrave. La ruta aparentemente está bien marcada. En la práctica nos desviamos en la ascensión, pero llegamos bien a la cumbre. El recorrido es breve y sencillo.
La cumbre del Garbanceda. Al fondo, entre nubes, el macizo central de Picos de Europa.
Esta vez conseguí instalar la caña que soporta la antena en una grieta entre las rocas, sin necesidad de cuerdas. El día es agradable con abundantes nubes, pero sin apenas viento. Aquí consigo 22 QSO con diversos países de Europa. Ninguno con otras cumbres.

El descenso es rápido. Esta vez encontramos sin problemas el camino que al ascender se nos había negado. Una excursión sencilla y bonita. Lástima que las nubes nos impidieran ver bien el paisaje.

Teleno

El Teleno es la cumbre más alta de la zona sur de la provincia de León. Tiene una altura de 2.188 metros y su referencia sota es EA1/LE-018. Es mi primera ascensión a este pico, aunque ya ha sido activado como sota en otras tres ocasiones. Esta vez me acompañan Agustín (EA1AV) y su hijo Javier (EA1AFB). Ya desde el verano pasado teníamos pendiente esta ascensión. Esta vez lo hemos conseguido con pleno éxito.
Javier (EA1AFB), apuntando en el  portátil y Agustín (EA1AV) en fonía en la banda de 40 metros.
Iniciamos la ascensión desde el punto más cercano a la cumbre de la carretera que une La Cabrera con El Bierzo, que aquí pasa por un puerto a casi 2.000 metros de altura. El recorrido es de unos cuatro kilómetros con unos 500 metros de desnivel. Pero en algunas zonas hay que atravesar pedregales que a Agustín y Javier se les hacen especialmente duros.

Ya en la cumbre tenemos un viento realmente fuerte que hace desagradable estar allí. Instalamos antenas para las bandas de 20 y 40 metros y buscamos refugio entre las rocas. Empiezo yo a llamar en la banda de 20 metros en telegrafía. Primer problema: me falla el cable del manipulador. Se ha roto uno de los hilos. Con ingenio y una navaja salimos del paso. Con todo en marcha solo consigo 7 QSO en la banda de 14 MHz. en veinte minutos de llamadas. Eso sí: tres de ellos son con otros excursionistas en cumbres de Eslovaquia, Francia y Suiza. Mientras, Javier ha contactado con Marco (EA1SB) en la banda de 2 metros.

Mientras paro para comer un poco, Agustín, que ya había comido, se anima a llamar en fonía en la banda de 20 metros. Pronto le contesta EA2IF. Pero, una vez que anunciamos la activación en el clúster sota, empiezan a llamar desde otros países de Europa: Chequia, Alemania, Inglaterra, etc. Agustín tiene serios problemas de oído y, además, le hablan en inglés. Por un rato me pongo yo al micrófono para intentar "torear" el pile-up. En menos de diez minutos despachamos a 8 corresponsales. Entre los que salen está HB9BIN/P, Juerg, un notable sotero desde una cumbre en Suiza. Nos habla en perfecto español. Siempre es agradable contactar con un habitual de las cumbres.

Después Agustín se pone en la banda de 40 metros. Algo falla, porque no conseguimos acoplar la antena y no recibimos nada. Hasta que Agustín se da cuenta de que falla el coaxial de la antena. Conseguimos encontrar la posición en la que funciona y acoplar, más o menos, la antena. En un cuarto de hora consigue 8 QSO con diversos corresponsales españoles. Salimos con poca potencia, la propagación está extraña y hay mucho ruido de estática. Finalmente yo mismo me pongo en CW en 7 MHz. y solo consigo un QSO con G3NYY/P en Inglaterra, en otra cumbre.

Hemos completado solo 27 QSO en casi dos horas de operación. Un resultado bastante discreto para el esfuerzo que hemos hecho. En cualquier caso hemos activado el Teleno como SOTA. Pero también como vértice geodésico, y en esto hemos sido los primeros.

Celleros

El último domingo de agosto me propongo una cumbre importante: Peña Ubiña (2.417 metros de altura). Pero la previsión es de tormentas para la tarde. Busco otras alternativas en otros lugares, pero tenemos previsiones semejantes. A última hora mi amigo Luis Miguel me propone ir a la estación de esquí de Pajares. Mientras él y Juan Antonio buscan arándanos, yo puedo subir el Celleros. Acepto a la primera, a pesar de que ya tengo trabajada esta cumbre.
Visión desde la cumbre del Celleros con todo instalado.
Tenemos un recibimiento apoteósico. Por el camino el cielo está cubierto y hay una lluvia ligera. Al salir del coche cae un chaparrón realmente intenso. No parece el día apropiado para sacar los trastos de la radio.

En cuanto pasa lo fuerte del chaparrón mis compañeros, equipados con chubasqueros, se dirigen a las laderas donde hay arándanos. Yo les acompaño un rato. Pasada media hora, ha salido el sol, se han ido las nubes. ¡Merece la pena intentarlo! Les dejo solos, recojo los bártulos de la radio y asciendo hacia la cumbre. Después se demostró que el aguacero sirvió para espantar a los domingueros.

La ascensión es sencilla y breve, como en la ocasión anterior. En poco más de hora y cuarto estoy en la cumbre. El día está muy despejado, con temperatura suave, pero con mucho viento. Instalo la antena sujetándola sobre un poste de hierro. En cuarenta minutos consigo 24 QSO con diversos puntos de Europa. Destaca un contacto con DJ5AA/P desde otra cumbre en Alemania.

El descenso es también muy rápido. Para confirmar las previsiones, al atardecer hubo tormentas muy fuertes en toda la provincia de León. A ver qué da de sí el mes de septiembre.