martes, 16 de agosto de 2016

Activaciones sota de verano

Ha pasado el mes de julio y no he comentado dos activaciones rápidas de cumbres. El domingo 24 de julio, nos fuimos unos cuantos amigos hasta el puerto de Panderrueda para subir desde allí al Pico Jario. Como son buenos amigos me consintieron llevar la radio y entretenerles más de lo habitual en la cumbre. Es un pico realmente bonito con un camino precioso en la zona de Picos de Europa. Su referencia sota es EA1/LE-073, tiene 1.919 metros de altura y ya lo había activado otra vez.
El primer QSO desde el Jario
Fueron en total 13 QSO, empezando por HB9CLT, Thomas, en Suiza. La propagación en la banda de 20 metros estuvo floja, como la mayoría de mis últimas activaciones. Cuanto atendí a todos los corresponsales en 20 metros, me pasé un momento a la banda de 40 metros. Después de unas llamadas me contestó EA2DT, Manuel, desde Navarra. Como no quería abusar de la paciencia de los compañeros, recogí los equipos y emprendimos el descenso.

Unos días después, el 28 de julio, ascendí el pico Peñalara, en la sierra de Madrid. Es un pico que está en la frontera entre las provincias de Madrid y Segovia, pero a efectos del diploma sota, está catalogado en la provincia de Segovia con la referencia EA1/SG-001. Tiene una altura de 2.428 metros. Subiendo desde el puerto de Cotos, es una cumbre relativamente sencilla en verano. De hecho mi activación es la número nueve en esta cumbre.

Conmigo subían la cumbre mis amigos Javier y Jaime. Esta vez solo me llevé el talky con su antena de porra y no anuncié la posible activación. Una vez en la cumbre, avisé a mis compañeros de excursión y empecé a llamar en 145.525 MHz. Confiaba que al estar cerca de Madrid podría encontrar muchos corresponsales. Después de unas pocas llamadas me contestó EA4GLI, Salvador, desde Madrid. Él se encargó de anunciarme en los clúster. Después me contestaron EA4JR, Tony, y EA4FAZ. Por último me contestó EA1QR, Carlos, que me dijo que estaba en Valladolid. Ya tenía los cuatro comunicados suficientes para validar la activación.

Llamé todavía durante cinco minutos más, pero nadie más me contestó. Hacia el sur tenía Madrid, pero con la sierra por medio. Hacia el norte la inmensa llanura de Castilla la Vieja. Un panorama bonito. Seguimos nuestra excursión por la cresta del Peñalara hasta el Rico de los Pájaros para después bajar a la laguna de los Pájaros y regresar. Ya tengo otro sota nuevo en otra provincia.