martes, 18 de abril de 2017

En Alto Valcado

El 15 de abril, sábado santo, es un día estupendo para hacer una excursión, sin compromisos ni prisas. Así que decidí ir a un lugar lejano, pero con poca dificultad. Mi elección fue el Alto Valcado, una cumbre de 1.701 metros de altura con referencia sota EA1/LE-151. Se trata de una cima en el borde de Picos de Europa, cerca de Riaño y con muchas cumbres de más de 2.000 metros cercanas.
En el lado derecho el Alto Valcado y su camino de acceso
Aunque la previsión del tiempo era sol con pocas nubes, al salir de León las nubes cubren el cielo. Al aproximarme a Riaño el cielo se despeja y queda un día muy claro pero bastante fresco. Aparco el coche al inicio del camino forestal que lleva hacia la cima y empiezo a caminar. El recorrido lleva por el valle hacia el Pico de la Cuesta donde hay una estación de telefonía. Desde allí hay que proseguir por la cresta del monte hacia mi objetivo. Este tramo está lleno de piornos que dificultan el avance. En total me lleva poco más de hora y media llegar al Alto Valcado.

La cumbre resulta ser una amplia pradera ligeramente alomada. Al norte tengo el pico Corcadas que ascendí el verano pasado. Al este la Peña Vallines me tapa el Coriscao. Al sur diversas cumbres nevadas que limitan con la provincia de Palencia. Al fondo se vislumbra el Espigüete. Estoy rodeado de montañas más altas por todas partes.
Panorámica desde Alto Valcado
Para sujetar la antena tengo que usar todas las piquetas que llevo. Tengo que buscar bastante para encontrar una piedra que me ayude a clavarlas en el suelo. Finalmente tengo todo instalado a las 13:15 y enciendo la emisora. Empiezo llamando en la banda de 20 metros. Tras unas pocas llamadas contesta DL2JQT, Jano, desde Alemania. Pronto se forma el típico jaleo de gente llamando todos a la vez. Esto dura unos diez minutos. Después sigo llamando y van cayendo diversas estaciones de toda Europa. También me contesta K4DY, Leslie, desde Carolina del Norte, en USA, con buenas señales.

A eso de las dos de la tarde, cuando ya no me contesta más gente en 20 metros, paso a la banda de 40 metros. El primer contacto es con Francia: F5AQH. Después salen algunas estaciones españolas: EA5XU, desde Valencia; EA2OP, desde Vizcaya o EA7GVZ, desde Málaga. También salen otras estaciones de Europa, pero siempre con señales flojas. En ningún momento hay jaleo en esta banda. Definitivamente la propagación no está favorable.
El equipo y el extremo de la antena. Al fondo el Pico Corcadas.
Ante el poco éxito de las llamadas y dado que son más de las dos de la tarde, me tomo un descanso para comer. Hoy no tengo prisa, con empezar el descenso a las cuatro de la tarde me es suficiente. Tras el descanso me pongo otra vez en el aire. Antes de llamar escucho la banda. Por fin encuentro una estación desde otra cumbre. Es HB9EWO/P, Clemens, desde la cumbre HB/AI-010, una pequeña cumbre boscosa en Suiza. Sus señales son realmente débiles. En ocasiones le pierdo y tenemos que repetir varias veces el intercambio hasta poder tomar todos los datos del QSO.

Como la propagación está mejor en la banda de 20 metros, me pongo de nuevo a llamar en esta banda. En un cuarto de hora consigo otros nueve QSO con distintos países de Europa. Después vuelvo a probar en la banda de 40 metros por si me sale gente de España. Solo me contesta Massimo IK1GPG. Y va pasando el tiempo. Desde el móvil veo que hay una estación en otra cumbre: GM4WSB/P desde GM/SS-250, una colina en Escocia. Está en la banda de 20 metros en fonía. Me voy a esa frecuencia y le escucho bien. Con cierta dificultad, por mi torpeza con el inglés, consigo completar el comunicado. ¡Ya tengo dos QSO de cumbre a cumbre!
Vista de la antena instalada. Al sur buenas cumbres nevadas.

Como son cerca de las tres y media, decido recoger todo y emprender el descenso. En la bajada paro un momento para ver la torreta de telefonía. Además observo una montaña que tengo enfrente: Sierra de Orpiñas. Se ve un camino interesante para ascender: es un sota pendiente y con buen aspecto. La bajada es rápida y la cuesta muy pendiente.

Regresé con la sensación de haber hecho una jornada de radio un poco escasa. Cuando reviso en casa los contactos compruebo que son 39 QSO. ¡No está mal! Habiendo tiempo se puede hacer mucho. Por esta zona quedan muchas cumbres bonitas por activar. Hay mucha diversión pendiente para el verano. Lástima que están un poco lejos.