miércoles, 15 de junio de 2011

Mi sistema de antenas provisional

Tengo la suerte de vivir en un quinto piso y tener una buena terraza que me permite poner antenas y probar sin molestar a los vecinos y sin que se vea desde la calle. Mi intención es poner las antenas definitivas en el tejado de mi casa, pero estoy pendiente de los permisos pertinentes.

Ahora mismo tengo en la terraza dos antenas con las que voy haciendo radio en la medida de lo posible. Para decamétricas he puesto una antena de hilo largo. Bueno, la verdad es que casi es un hilo corto. Y para VHF y UHF una antena vertical tribanda Diamond GP-15.

La antena tribanda para V-UHF y la antena de hilo para HF.

La antena de hilo discreta

Para trabajar en decamétricas uso una antena de hilo largo con un bálun hecho en casa. La  antena está inspirada en la antena invisible de EA1CDV. La pega es que la mía es más corta, solo tengo unos 9 metros de hilo.
Interior del bálun.
El hilo está tendido entre una pared y el borde de la terraza. Pero hace dos quiebros, uno sobre el mástil de la antena tribanda y otro sobre un tejadillo. La antena queda en forma de Z. Como aisladores uso unos aros de plástico, de los de colgar cortinas, comparados en los chinos. Procuro que el hilo esté separado de la pared o de partes metálicas. Para eso uso cuerda de pesca muy fina. El hilo que uso es cobre esmaltado de 0,4 milímetros. Para transmitir en QRP es suficiente grosor.

A la altura de la ventana pongo un bálun, más bien un unun 1:9. El unum está bobinado sobre un toroide 130-2 conseguido en eBay y metido dentro de una caja de registro estanca. En el extremo del hilo largo pongo una pinza de cocodrilo que engancha con un aro en el bálun. Este sistema me permite quitar y poner rápidamente la antena. La pinza de cocodrilo se oxida en cuanto llueve un poco, pero ya lleva varios meses así y no da problemas de conexión. Lógicamente para que todo funcione necesito un acoplador. Para esto dispongo de un acoplador MFJ-941 que me permite trabajar en cualquier banda HF.

Desde mi cuarto de la radio no tengo acceso hasta la terraza, así que cada vez que quiero hacer radio, tengo que tirar un cable coaxial RG58 por el pasillo de mi casa hasta la cocina. Cuando tenga la instalación definitiva en el tejado de la casa no habrá problema, pero por ahora tengo que funcionar así. El caso es que ya llevo con esta provisionalidad unos 10 meses y creo que me quedan más.
Conexión del bálun a la antena.

Como no quiero hacer un agujero en la pared para uso provisional, y como en el invierno leonés no se pueden dejar las ventanas abiertas mucho tiempo, me he tenido que buscar un apaño. El apaño es un "pasaventanas" de Comet el CTC-50M. Este dispositivo te permite pasar el coaxial entre el marco de la ventana. Teóricamente funciona hasta 1300 Mhz con pérdidas muy bajas. Desde luego en HF funciona sin problemas. Está hecho con aluminio flexible y un coaxial de acero muy delgado. Llevo usándolo 10 meses, quitándolo y poniéndolo muchas veces y sigue funcionado muy bien. Eso sí, procuro que los dobleces sean siempre en el mismo sitio.

Resultados

Con esta instalación, con ligeras modificaciones, llevo haciendo radio uno ocho meses. En este tiempo, trabajando solo los fines de semana, tengo hechos unos 600 QSO con más de 80 entidades DXCC diferentes. Todo con el Yaesu FT817 y 5 vatios de potencia de transmisión. Mis QSO más lejanos son LS1D Argentina (unos 10.000 Km.) en 10 metros durante el concurso CQWWDX; VQ9LA, Islas de Diego García (9.500 Km.) en el Océano Índico, en 18 Mhz. Además tengo trabajados países poco frecuentes como Zambia, Sudán, Omán, Martinica y otros. Siempre trabajando en telegrafía.

El "pasamarcos" flexible.
Esta antena trabaja bien a partir de la banda de 30 metros y superiores. En 40 y 80 metros el rendimiento es muy pobre, en muchas ocasiones no me escucha el corresponsal o me escucha muy bajo, y yo recibo con mucho ruido.

Con esto quiero demostrar que se pueden hacer grandes cosas sin necesidad de instalaciones y equipos caros. Lógicamente así no puedo competir, ni de lejos, con las grandes instalaciones de muchos colegas. La debilidad de mi instalación no es tanto el equipo QRP, como la antena. Para un radioaficionado la antena es la inversión más importante. De la antena depende principalmente el rendimiento de la estación. Se suele decir que la antena es el mejor amplificador.

Cuando escucho una estación interesante siempre intento el QSO. Si me llega fuerte, tengo grandes posibilidades de que me escuche. Siempre está el problema de los pile-up. Cuando muchos están llamando a una estación es muy complicado hacerse sitio entre esa maraña de estaciones. Incluso en estos casos los buenos hábitos operativos y la paciencia pueden permitirte el QSO.

Cuando el corresponsal llega flojo no hay que desanimarse. En muchos casos se puede completar el QSO. En ocasiones ocurre que el corresponsal sale también con poca potencia y nos llega flojo, pero nos escucha bien. En otros casos puede tener una buena antena y recibirnos limpiamente. Tengo varios casos de QSO en los que el corresponsal que llama me llega bajo, he "picado" mi indicativo una sola vez, por si me oye, y me contesta enseguida. ¡Siempre hay que intentarlo!

También hay casos en que una estación que llama llega muy fuerte, no le llama nadie y no te escucha por mucho que lo intentes. Puede tener un nivel de ruido local muy fuerte o QRM. También puede ocurrir que emita con mucha potencia y llegue fuerte, pero a un QRP no le escucha. Repito, siempre hay que intentarlo. Pero no debemos desanimarnos si no hacemos un buen QSO por nuestras condiciones pobres. Siempre tendrás otra oportunidad, si eres constante y tienes paciencia. La escasez de medios no te puede impedir hacer buena radio.