lunes, 22 de abril de 2013

Excursión SOTA a La Filera

El pasado domingo subí de nuevo al monte con la emisora. Esta vez me acompañó mi amigo Carlos. Nuestro objetivo:  La Filera, EA1/LE-078, de 1.873 metros de altura. Partimos desde el pueblo de Abelgas de Luna, un pueblo muy bonito y relativamente grande situado entre montañas en lo más profundo del valle, muy cerca del pantano de Luna. Sobre el mapa me pareció el punto de partida más directo y sencillo.
EA1AER iniciando la ascensión. Al fondo Peña Ubiña nevada.

Iniciamos el camino muy tarde, sobre las 12:30. ¡Teníamos que ver el gran premio de China de fórmula 1! Además ganó Fernando Alonso, así que mereció la pena. Desde Abelgas sale un camino de tierra ancho que lleva hasta Mallo de Luna. El camino es sencillo, sin grandes pendientes. Pero este día estaba lleno de barro. Hemos tenido unos días muy lluviosos y se nota, por todas partes hay agua.

Después de unos kilómetros tomamos un desvío que sube hacia el sur hasta la majada del Ablano. Una vez en la majada desaparece el camino. Hay que llegar hasta la cumbre caminando entre las matas de monte bajo. Además, en la parte más alta hay nieve. A partir de aquí el camino se hace más duro. Sobre todo por la nieve blanda y las matas. A la vuelta a casa he comprobado que el mapa que llevé impreso era incompleto. Si hubiéramos caminado un kilómetro más antes de desviarnos, habríamos encontrado un camino que asciende hasta la Peña del Palomar. Habríamos evitado lo más molesto de la excursión, aunque hubiéramos tenido que caminar algo más.

Ya en la cresta de la Sierra de la Filera el camino es más sencillo: apenas hay nieve, poca pendiente y hay caminos entre las matas. Pero ahora la dificultad es el viento. Ya contábamos con rachas de viento de hasta 60 Km/h. Pero resulta que el viento es muy fuerte de manera casi constante. En algunos momentos casi me tira al suelo.

Por fin, pasadas ya las tres de la tarde, llegamos a la cumbre de La Filera. Decidimos que lo primero es comer algo. Después, sobre un hierro bien hincado en el suelo sujeté la caña que soporta la antena. No me atreví a desplegarla del todo por causa del fuerte viento. Tampoco instalé la antena de 50 Mhz. por ir con mucho retraso y por miedo al viento. Por fin empecé a llamar en la banda de 20 metros. Al poco me contestó HB9CEX, Peter, desde Suiza. Al poco se montó el clásico "pile-up". Mi amigo Carlos me observaba con curiosidad mientras escuchaba los extraños pitidos del morse. En 25 minutos conseguí 20 QSO. Todos europeos, salvo Richard, N4EX, que, desde Carolina del Norte, está muy pendiente de todas las expediciones sota.

El regreso lo hicimos por la directa. Desde la cumbre bajamos hacia el norte por una pendiente muy fuerte, pero sin más dificultades que los neveros y las matas de escobas y piornos. Llegamos a Abelgas en poco más de una hora. Ya tengo 34 cumbres SOTA diferentes activadas y, por ahora, soy el español con más puntos en modo telegrafía. ¡A ver si mantengo el record!