jueves, 22 de agosto de 2013

Alto de la Viesca

Ayer, 15 agosto, fue festivo en España. Aproveché para hacer una nueva excursión SOTA con la emisora. Esta vez mi destino fue el Alto de la Viesca, de 1.834 metros de altura y con referencia SOTA EA1/LE-132. Partí desde el pueblo de Piedrasecha, que es muy conocido por arrancar allí el camino de los Calderones del Infierno, un lugar muy pintoresco y muy concurrido. Desde el pueblo parte un camino ancho que lleva hasta Portilla de Luna.

Visión panorámica desde la cumbre
Seguimos este camino como algo más de un kilómetro. Antes de subir a un pequeño collado, el Collado de Coros, hay una curva en el camino. De esta curva parten dos caminos. Cogemos el segundo camino, más ancho, que parece más un barranco por donde bajan aguas que un camino. Poco después ya enlaza con una pista que va subiendo hacia la cumbre apuntando más bien al norte. Caminamos entre un tupido bosque de robles. A media ladera encontramos un claro, después el camino sigue más estrecho hasta perderse en la ladera cuando termina el bosque de robles.
Yo seguí hacia el este hasta alcanzar una cima, Peña el Palo. Pero mejor me hubiera sido buscar un camino hacia mi destino final. Me encontré abundante monte bajo, con escobas que hacían muy difícil avanzar. Continué hacia el noroeste, hacia Peña los Machaos primero y por fin Alto de la Viesca. En general hay caminos, pero en algunos momentos el monte bajo dificulta el avance.

En el Alto de la Viesca se aprecian numerosos muros hechos con piedras planas muy bien puestas. Supongo que son restos de la guerra civil española. Estos montes fueron en aquel momento parte del frente de guerra. Aprovecho un montón de piedras que hay en la cumbre como hito para sujetar con cuerdas la caña que me sirve de soporte de antena.

Después de comer algo instalo todo el equipo y empiezo a llamar en 14.062 Mhz. Mi frecuencia favorita para SOTA. Una vez más me contesta en primer lugar Roy, G4SSH, desde Inglaterra. ¡Este hombre es una máquina! En poco tiempo tengo un buen montón de europeos llamándome todos a la vez. ¡Bastante divertido, si no tienes prisa! Como corresponsales curiosos destacan S58R/P, Rado, manager SOTA de Eslovenia, y S52CU/P, Mirko. Ambos en distintas cumbres de Eslovenia. Dos cumbres más para el premio "de cumbre a cumbre". También destacan dos corresponsales españoles: EA5DKU, Javier, desde Murcia y EA5KY, Luis, desde Valencia. No es frecuente encontrar corresponsales españoles desde las cumbres. En parte porque la propagación no siempre es propicia. También destaca N4EX, Richard, desde Carolina del Norte, que siendo un corresponsal habitual en las cumbres, siempre tiene su dificultad, dado que nos escuchamos muy bajo casi siempre.
Antena y mochila en Alto de la Viesca
Equipamiento y antena en Alto de la Viesca

Cuando terminé de atender a todos los que me llamaban en 20 metros me pasé a la banda de 50 Mhz. Está acabando la época de propagación por esporádica E, pero empieza la de propagación TEP que es más interesante. No hubo suerte. Como mucho pude escuchar una baliza de Madeira, CS3BSM que me llegaba muy floja y con bastante desvanecimiento. Llamé durante un buen rato, escuché, pero no hubo nada que hacer. Se puede decir que la banda estaba cerrada. En total completé 24 QSO en la banda de 20 metros.

Ahora mismo estoy en el puesto 10 entre los activadores de cumbre SOTA a nivel de toda España, con 41 cumbres activadas y 356 puntos en dos años y medio. Si contamos solo activadores en telegrafía, soy el primero de España. ¡A ver si consigo mantenerme en el podio!

Viendo que había buen tiempo y era temprano, decidí descender por otra ladera hacia Portilla de Luna. Había estudiado subir por allí y parecía factible. Pero me equivoqué. Primero quise descender de frente y una pared de roca, más bien un precipicio, me hizo retroceder y rodear por la Vallina del Ablano hacia el collado Tijero. A partir de aquí las matas de monte bajo hicieron muy difícil la marcha. Finalmente pude descender hasta el Arroyo Fasgar y siguiendo su curso llegué al pueblo de Portilla. Casi al final pude descubrir que el camino correcto hubiera sido descender hasta lo que parece que fue en su tiempo una mina a cielo abierto en el paraje Condelgato. Hasta allí hay camino y el descenso es mucho más sencillo.

Desde Portilla de Luna hasta Piedrasecha hay un camino apto para bicicletas de montaña y vehículos 4x4 que me llevó una hora recorrer. En cualquier caso se me hizo muy largo puesto que ya estaba muy cansado. El calor sofocante del día no ayudó nada. En todo caso la excursión resultó muy productiva en todos los sentidos. Ya queda poco verano, ¡a ver lo que da de sí!