miércoles, 13 de mayo de 2015

Pico Loto, primavera cálida

El pasado domingo tuvimos un día hermoso que aproveché, junto con mi amigo Luis Miguel, para hacer una ascensión con la radio al Pico Loto, de 1.805 metros de altura y con referencia SOTA EA1/LE-086. Partimos del pueblo de Horcadas, al pie del pico Gilbo y muy cercano a Riaño. El recorrido que hicimos parte del mismo pueblo y sigue, en un principio, la senda de pequeño recorrido PR LE-025, llamada Puerto de Horcadas.

Siguiendo el camino pasamos por debajo de la carretera y en poco tiempo nos adentramos en la llamada Hoz Oscura, un desfiladero precioso por el que discurre nuestro ancho camino y el arroyo Horcadas. El arroyo lleva bastante agua y en ocasiones forma cascadas muy bonitas. El día es caluroso y el campo está con un precioso verde primaveral.
En la Hoz Oscura, ante una cascada.
Una vez superado el desfiladero llegamos al valle Peña Llampa. Seguimos el recorrido bien marcado hasta el collado Puerto de Horcadas. Cerca del collado encontramos un refugio bastante nuevo y muy bien puesto. Desde lo alto del collado nos dirigimos hacia el sur por una senda estrecha que rodea el Pico Hato hasta la collada del Campo de la Puerta, desde la que se ataca ya la ascensión final.

Por ser la primera vez que hacemos esta ruta buscamos camino entre la cresta que lleva a la cima. En el descenso descubrimos que hay una senda por la parte norte de la cresta que lleva directa al Pico Loto. El recorrido total desde Horcadas hasta la cima nos llevó dos horas y media de caminar lento y tranquilo con alguna parada.

Las vistas desde el Pico Loto son espectaculares: al norte tenemos el embalse de Riaño, con el pueblo a nuestra vista. Más allá las cumbres nevadas de Picos de Europa. Al este destaca la pirámide del Espigüete; al sur, a nuestros pies, un valle verde con su rebaño de ovejas y al fondo el Peñacorada, mi primer sota. Al oeste la impresionante pared de Peñas Pintas.

En el vértice geodésico de la cumbre sujeto la caña que soporta la antena. Instalo todo lo necesario y empiezo a llamar en 14.062 MHz. Después de varias llamadas me contesta OH3KQ, Kauko, desde Finlandia. Vuelvo a llamar y, después de varios intentos, me responde PA3DEU, Dick, desde Holanda, que trabaja con una emisora QRP, de baja potencia. Después de varias llamadas más me contesta HB9BSJ, Jak, que vive cerca de Zurich y se enrolla un rato. A todo esto es la hora de comer y hay poca actividad en la radio. Decido hacer una parada para comer.
Todo listo para empezar a llamar.

En quince minutos repongo fuerzas y vuelto a la radio. Esta vez rápidamente me contesta G4ZIB, Tony, desde Inglaterra. A continuación se forma el lío habitual de gente llamándome. Todos europeos. La mayoría son los habituales corresponsales pendientes de las excursiones SOTA. Uno de los corresponsales es Jose, EB2CZF, desde cerca de Bilbao, con el que hacía tiempo que no contactaba. En total completé 22 QSO. En esta ocasión no encontré ningún corresponsal en la montaña, que suele ser habitual.

Llevaba antena para la banda de 50 MHz y el talky para llamar en la banda de 144 MHz. Pero preferí no llamar por ninguna de las dos bandas. Solo estuve a la escucha en la banda de 2 metros por si había alguna llamada interesante. No quería retrasarme y, acabada la ronda de contactos, apagué y me puse a recoger todo.
La cresta del Pico Loto vista desde el Puerto de Horcadas. Todavía se pueden ver manchas de nieve.

El descenso resultó más sencillo por haber encontrado el camino más apropiado y porque siempre supone menos esfuerzo. Llegados al collado de Puerto de Horcadas, decidimos seguir el camino hacia el pueblo por la continuación de la senda PR LE-25 que está bien marcada. Descendemos por la Hoz de los Escalones. Es un descenso fuerte con algunas zonas casi encharcadas, y mucha vegetación. Cerca del final cruzamos un robledal. Llegamos al pueblo un poco cansados, el descenso ha sido fuerte, pero la excursión es realmente chula. ¡En primavera todo es más bonito!