miércoles, 28 de octubre de 2015

La Rapaina, otro SOTA entre Asturias y León

Mi anterior excursión SOTA me llevó hasta el Estorbín de Valverde, en la frontera entre Asturias y León. Esta semana he vuelto a tomarme un día libre para hacer otra excursión de radio al pico La Rapaína, que hace también frontera entre Asturias y León muy cerca de la estación de esquí de San Isidro. Contaba con que me acompañara mi amigo Luis Miguel, pero finalmente he tenido que irme solo.

Vista de La Rapaína desde el camino de Wamba. Son 2.022 metros, aunque no lo parezca.
El camino se inicia en el llamado puente de Wamba situado unos cientos de metros antes de San Isidro. Para subir esta cumbre se sigue el camino de Wamba, un sendero de pequeño recorrido catalogado como PR-LE46. Es un camino ancho que va ascendiendo poco a poco por el valle de los Fornos hacia el límite con Asturias. Enseguida vemos al este la loma imponente de la Rapaína. Este pico tiene 2.022 metros de altura y está referenciado como sota EA1/AT-028.

El día es más bien fresco, sin ser frío. El cielo está despejado con algunas nubes, aunque al norte, por la vertiente asturiana, hay abundantes nubes. Empiezo a caminar poco antes de las once de la mañana. En aproximadamente una hora llego al collado Acebal, ya en el límite con Asturias. Desde aquí busco un camino hacia el sureste en dirección a la cumbre. Los senderos me llevan finalmente hasta el collado de las Agujas, a 1.840 metros de altura entre la peña del Viento y La Rapaína. Desde este collado parte una senda hacia el suroeste que me va acercando a la cumbre. En cuanto inicio este camino veo por encima un rebaño de rebecos que huye de mi presencia.
Rebaño de rebecos por encima de la senda.
La senda asciende poco a poco entre matorrales y presenta una vista impresionante de los picos que rodean la estación de San Isidro. Incluso puedo apreciar el lago Ausente bajo el pico del mismo nombre. Después giro al este para ascender directo a la cumbre. En ocasiones algunas nubes tenues cruzan veloces la cumbre. Al llegar a la cima encuentro un rebeco descansando entre la planicie cercana. No tengo tiempo de sacar la cámara de fotos, en cuento me ve, desaparece.
En la cumbre de La Rapaína
En la cumbre hay un pequeño mojón y un buzón de montañero sujeto sobre una barra bien anclada entre las rocas. Aprovechando esta barra puedo sujetar la caña sobre la que instalo la antena. A pesar del buen tiempo, en la cumbre sopla un viento moderado bastante frío. No se está bien aquí. Decido instalar solo la antena de la banda de 20 metros y empezar a trabajar la radio cuanto antes.
Todo instalado listo para transmitir.
Antes de empezar a llamar miro con el programa SOTA Spotter y compruebo que hay un inglés desde una montaña en SSB. Me pongo en su frecuencia y le llamo varias veces. Tiene demasiados corresponsales y no me escucha. Como no hay más radioaficionados montañeros en esta banda paso a la acción: empiezo a llamar en telegrafía. El primero en contestar es DL3HXX, Lothar, desde Alemania. Uno de los habituales.

A partir de este momento, son las dos de la tarde en España, no tengo descanso durante 40 minutos. Un montón de corresponsales intentando contactar conmigo. ¡Y eso que es miércoles! Se hace difícil descifrar un indicativo entre la maraña de pitidos. Entre los corresponsales con los que contacto destaca HB9/PB2T/P, Hans, un holandés en Chrüzberg, una colina de Suiza de 769 metros de altura. ¡Ya tengo un contacto de sota a sota! Otro de los corresponsales es José, EB2CZF, desde cerca de Bilbao, habitual en muchas cumbres. Hay bastantes corresponsales nuevos para mí. Todos europeos. Es un síntoma de que el programa SOTA, Cumbres en el Aire, está teniendo gran difusión entre los radioaficionados.
La emisora en la cumbre de La Rapaína
Cuando los corresponsales dejan de llamarme, y antes de parar a comer, miro de nuevo en el móvil y compruebo que hay otro escocés llamando en SSB en la misma banda. Me pongo en su frecuencia y después de varios intentos consigo que me conteste. Es Martin, 2M0KAU, desde las colinas Brown Carrick Hill. ¡Ya tengo otro contacto con otra cumbre! Apago la emisora y me pongo a comer.

Mi intención primera es volver a transmitir después de comer. Pero en la cumbre hace bastante frío, de hecho he tenido que ponerme los guantes por primera vez después del verano. Además se acerca la hora de recoger para poder llegar a casa a hora de cumplir con otras obligaciones. Así que lo único que hago es hacer algunas llamadas con el talky en la banda de dos metros. Nadie me responde. Recojo los trastos e inicio el descenso.
Vista de la zona de San Isidro desde el lugar de transmisión.
Esta vez desciendo directo hacia el camino de Wamba. En la vuelta me había fijado que es posible descender directo desde la cumbre. Efectivamente encuentro bien el camino de bajada y en una hora llego al camino. Cerca de La Rapaína está el pico Cascayón, EA1/AT-093, de 1.950 metros de altura. Un objetivo para próximas excursiones.