sábado, 21 de mayo de 2016

Radio desde el Negrón

Después de otra temporada de lluvias, y ante el apretado calendario que me espera en mayo, me tomo un día libre y, acompañado del amigo Luis Miguel, decidimos subir El Negrón. Se trata de un pico que hace frontera con Asturias y tiene referencia sota EA1/AT-098 y una altura de 1.896 metros. También recibe el nombre de pico del Barradal.
Panorámica desde El Negrón
El camino parte desde el pueblo de Caldas de Luna, al lado del balneario. Pasamos por debajo de la autopista que lleva a Asturias y seguimos la llamada ruta de las brañas de Caldas, bien conocida entre los montañeros de la zona. Vamos ascendiendo por el valle Ladén. En un momento tenemos que cruzar el arroyo Cacabillos (perdón, pero ese es su nombre) que baja muy crecido por las recientes lluvias. Nos costó un rato encontrar un lugar seguro para vadearlo.

Una vez superado el arroyo, el camino sigue ya más estrecho y con frecuencia con agua que surge de todas partes. Nos dirigimos hacia la collada del Barradal para atacar la cumbre desde el lugar más sencillo. Ahora nos movemos por unas praderías casi siempre encharcados y sin camino concreto. Por el norte, desde Asturias, aparecen nubes que se disuelven al llegar a la frontera con León.
Desde la collada del Barradal, entre las nubes, vemos la cumbre.
Seguimos ascendiendo hacia la collada de Barradal. Hay que ir sorteando las zonas encharcadas. Hasta que decidimos tomar el camino más directo hacia la cumbre. Ahora el problema es el monte bajo. Se puede caminar, pero hay que ir levantando los pies más de lo habitual para sobrepasar las plantas que cubren el monte. No localizamos un camino pisado. Encontramos una zona quemada que permite avanzar más rápido, pero a cambio vamos tiznando la ropa. La pendiente es fuerte y la ascensión dura.

Finalmente llegamos al cordal superior que nos lleva a la cumbre. Las vistas son fantásticas. Al norte el mar de nubes de Asturias, un poco más a la izquierda las Ubiñas con mucha nieve todavía. Hacia el sur Peña Esquina y las Tres Marías con un profundo valle por el medio. Se está bien al sol.
En la cumbre con plena faena.
Son algo más de las dos de la tarde cuando tengo instalado todo el equipo listo para funcionar. Escucho un momento y encuentro actividad en la frecuencia habitual de sota 14.062 MHz. Es HB9CLT/P, Thomas, desde una cumbre en Suiza. Completo el QSO y apago la radio. Tengo un hambre feroz. La subida ha sido dura y hay que recuperar fuerzas. Así que, antes de nada, vamos a recuperar fuerzas tomándonos el bocadillo.

Ya con más fuerzas vuelvo a la radio cuando ya casi son las tres de la tarde. La frecuencia de sota está libre, me pongo a llamar. Después de varios intentos nadie me contesta. Desde el móvil me anuncio en sotawatch. Esta vez el anuncio aparece enseguida. Vuelvo a llamar. Al poco me contesta EI5HJ, Gary, desde Irlanda. Trabaja en QRP y me llega con una señal muy floja. A partir de aquí van saliendo corresponsales de Europa. Uno de los primeros es Juerg, HB9BIN/P, desde otra cumbre en Suiza. Ya tengo dos QSO de cumbre a cumbre.
En el aire desde la cumbre del Negrón

A todo esto desde León me sale Agustín, EA1AV, que llega con una señal regular. Le contesto, pero parece que no me recibe. Sigo contestando a los demás corresponsales. No hay demasiado jaleo, las señales no son fuertes. Casi todos me reciben con señales medianas, varios con señales muy flojas. Les cuesta escucharme. Entre los corresponsales sale Robert, AC1Z, en New Hampshire, costa este de USA. También me llega en un susurro EB2CZF, José, desde Bilbao. Cuando ya he respondido a todos los corresponsales pendientes escucho de nuevo a Agustín. Le contesto. Esta vez sí que escucha mi contestación. Podemos dar el QSO por completado.

En total completé 20 contactos. No son muchos y la propagación está floja, como en mi anterior excursión. Estamos ya en la pendiente de bajada del ciclo solar. Observo que la mayoría de los activadores sota últimamente trabajan sobre todo la banda de 40 metros, más apta para los periodos de menor actividad solar. Voy a tener que probar en mis próximas activaciones a transmitir en esta frecuencia.

Son casi las tres y media cuando apago la emisora y me pongo a recoger todo. El tiempo ha cambiado. Las nubes se han elevado y sopla viento del norte. En las montañas próximas se van acumulando nubes oscuras.
La emisora en la cumbre. Es hora de recoger.
La vuelta la hacemos por la cara sur del Negrón. Abajo hay un collado por el que pasa la ruta de las brañas de Caldas. Descendemos hacia este collado. La bajada es fuerte y en algunas zonas las escobas y la vegetación hacen difícil el avance. A mitad del descenso se pone a llover. Menos mal que la lluvia es suave y dura poco, de tal forma que las rocas apenas se mojan y no resbalan.

Desde el collado seguimos la ruta hacia el este. Ahora sí que hay una senda clara. Incluso en muchos puntos está marcada la ruta. El avance es sencillo. Nos vamos acercando hacia la entrada del túnel del Negrón por el que discurre la autopista AP-66. Cuando llegamos al coche son ya las seis de la tarde. En el viaje de vuelta a León nos cae ya una tormenta seria. Nos hemos librado por poco. En León no ha caído ni una gota de agua. Un día completo, pero bastante cansado.