lunes, 4 de julio de 2016

El Cueto desde la presa de Casares

El pasado domingo pude irme con mi amigo Javier hasta la presa de Casares, que regula el caudal del río Bernesga, y desde allí subir el pico El Cueto. Este pico tiene 1.797 metros de altura y referencia SOTA EA1/LE-135. Desde el muro de la presa de Casares parte un camino forestal que sube rápidamente y nos lleva al collado de Alcedo, a poco más de 1.600 metros de altura.
Vista del embalse de Casares y montañas que lo rodean.
La ascensión hasta el collado es sencilla aunque un poco fuerte. Desde este punto las vistas son muy chulas. Ahora continuamos el camino por la cresta de la montaña, hacia el suroeste. Aquí la senda está casi perdida. Ascendemos con cierta dificultad hasta una cumbre rocosa de 1.800 metros sin nombre. Ya antes de la cumbre, escuchamos por el talky a otro excursionista. Una vez en lo alto, podemos hablar con él. Es Iñaki, EB2GKK, que está en Burgos, en el pico Cabeza de Herrera, de 2.002 metros de altura y con referencia SOTA EA1/BU-005. Ya hemos hecho varios QSO entre nosotros desde distintas montañas. Nos queda una media hora para llegar a nuestro objetivo.
Todo preparado para iniciar la transmisión.
 Descendemos de esta cumbre anónima y seguimos nuestro camino hacia El Cueto. Una parte del camino tiene su dificultad por la abundante vegetación de monte bajo. A eso de las dos de la tarde llegamos al pico. Justo cuanto llegamos escucho a Agustín, EA1AV, que me llama por el repetidor R3 de León. Estaba avisado de mi excursión y pendiente de mi llegada. También me escucha en directo. Lo primero es contactar de nuevo con Iñaki para completar un QSO de montaña a montaña.

Por ser la hora que es, lo primero es matar el hambre. Nos tomamos el bocadillo y después instalamos la antena. Esta vez me he traído el dipolo para la banda de 40 metros. Es el doble de grande que la antena habitual. Con la ayuda de Javier instalamos todo en un periquete. Empiezo llamando en la banda de 40 metros, en 7.032 MHz. con la esperanza de que me contesten españoles. El primer contacto es con HB9AFI/P, Kurt, desde otra cumbre en Suiza. Kurt es uno de los grandes activadores SOTA. Ya tengo un nuevo QSO de sota a sota. Enseguida me contesta EA2DF, José Luis, desde Navarra. El primer y único español que me contesta en telegrafía.
Transmitiendo desde la cumbre
A pesar de mis esperanzas, la banda de 40 metros no da mucho de sí: más ruidosa, menos alcance, menos corresponsales. En una frecuencia cercana a la mía está DL30EUDXF/P, un indicativo especial, desde un monte en Alemania. Después de varios intentos consigo que me conteste y completamos el contacto.

Decido pasarme a la banda de 20 metros, a mi frecuencia habitual. Tras unas pocas llamadas, me contesta G3VXJ, Bob, desde Inglaterra. A continuación van llamando diversas estaciones de Europa: DL1FU, en Alemania, PA1BR, en Holanda, G4SSH, Roy, desde Inglaterra. También hago un QSO con KA1R, Matthe, desde Massachusetts, en USA. Destaca también un difícil contacto con SP9AMH, Mariusz, desde Polonia, que trabaja con muy poca potencia. Me llegaba con una señal apenas audible, pero pudimos completar el intercambio. Decididamente en la banda de 20 metros hay más movimiento a pesar de que, por el estado de la propagación, las señales son más bajas que estos últimos años.
Vista al norte desde el punto de transmisión.

Para rematar vuelvo un rato a la banda de 40 metros. Consigo otros dos QSO con Europa y por fin me sale de nuevo Agustín, EA1AV. Esta vez no hay otros corresponsales que interfieran y podemos completar el contacto con tranquilidad. De pronto me doy cuenta de que se me cae la caña con toda la antena. Señal clara de que es hora de recoger. Son las cuatro de la tarde. He completado 30 contactos: 28 en CW y dos en la banda de 145 MHz. Está muy bien.

Antes de descender, subimos otro cerro cercano, tenemos dudas de cuál es el auténtico pico El Cueto. En casa comprobamos que El Cueto correcto es el que hemos activado. De todas formas desde la cumbre cercana las vistas son preciosas.
Una panorámica. A la izquierda el embalse de Casares. A la derecha el Pico El Cueto.
Descendemos por el mismo camino. Hasta llegar al collado encontramos dificultades por la abundante vegetación. Desde el collado hasta el coche todo es seguir el camino forestal. Pero es un camino muy pendiente, las rodillas van muy cargadas. Esta ha sido mi única excursión sota en junio. A ver si en vacaciones hay más oportunidades.