sábado, 8 de febrero de 2014

Pico Relance, mucha nieve

Una vez reparado mi querido Yaesu FT-817 estoy ansioso por volver a la montaña. Así que el primer domingo en que el invierno da un mínimo respiro, meto los bártulos en la mochila y me voy al monte. Finamente me decidí por el Pico Relance, con referencia sota EA1/LE-092, de 1.717 metros de altura y, sobre el mapa, sencillo y cercano a León. La previsión del tiempo presenta frío y nubes y claros, pero no viento. Los días anteriores ha nevado algo en la montaña, pero no mucho.

Así estaba el camino superior hacia la cumbre
Llegando al pueblo de Vozmediano, se empieza a ver nieve en los bordes de la carretera. ¡Más de la que pensaba! En cualquier caso la ascensión parece fácil y más bien corta. El recorrido desde el pueblo se inicia por un camino ancho, por el que corre agua continuamente. Poco después de salir del pueblo, además, el camino está ya nevado. En un momento hay que desviarse por otra senda hacia el norte, pero el arrollo que baja lleva mucha agua y es difícil de cruzar. Después de este primer obstáculo, en varias ocasiones el camino, ancho y claro, se pierde entre la nieve. Llega un momento en que después de hacer una parada, decido subir por un breve cortafuegos hasta la senda que va cerca de la cresta, porque el camino normal está totalmente tapado por la nieve y lo pierdo con facilidad.

La parte alta del camino sube muy suavemente, pero caminar sin raquetas con veinte centímetros de nieve es agotador. El tiempo va pasando y no acabo de llegar a la cumbre, si se hace tarde hay que desistir y regresar. De vez en cuando el cielo se despeja en parte y entre las nubes aparece el sol. En otros momentos la niebla impide ver las cumbres cercanas. Finalmente llego al último repecho bastante cansado, pero dentro de los márgenes de tiempo previstos.

En la cumbre puedo sujetar la caña en una vara de hierro bien clavada en el suelo y en un rato estoy listo en la banda de 20 metros. Escucho a MA0FMF/P desde Escocia, que me contesta en las primeras llamadas. Ya tengo mi primer contacto SOTA de cumbre a cumbre del año. Me pongo a llamar y enseguida se forma el "pile-up". Entre los habituales está N4EX, Rich, desde Carolina del Norte, que llega muy bien. En poco más de 20 minutos despacho 15 QSO. Se me hace realmente difícil escribir por el temblor de las manos a causa del frío. La temperatura rondará los cero grados.

Intentando contactos en 24 Mhz. En la cumbre apenas hay nieve.
Por segunda vez voy a intentar hacer algún contacto en la banda de 12 metros. Cambio de antena y me pongo a llamar. Después de varios intentos nadie me contesta. Busco corresponsales y  tampoco me escuchan. Después de un rato escucho a K9LJN, desde Ilinois, que llega con buenas señales. Le llamo completamos el contacto. Tengo tanto frío que decido apagar y recoger todo. Además, me han dado calambres por quedarme frío.

La subida me llevó unas tres horas, por el esfuerzo y lo difícil de seguir el camino entre la nieve blanda. La bajada es mucho más rápida. Ahora el camino está muy claro, solo es cuestión de seguir mis propias pisadas. Además bajar sobre nieve blanda es relativamente cómodo. En una hora estoy de nuevo en el coche. Después de esta aventura, me queda la sensación de que tres puntos de bonificación por hacer esta cumbre en invierno se quedan escasos.