sábado, 31 de mayo de 2014

SOTA Pico Grande

Las últimas semanas de mayo están siendo lluviosas y frías, poco propicias para excursiones de radio. De todas formas el pasado martes la previsión era mejor: nubes sin lluvia, ni frío, ni viento. Tengo pendiente con mi amigo Álvaro una excursión al Pico Bregón al lado de Santa Lucía. Habíamos quedado para hacerla este martes, pero a última hora del lunes me avisó de que un imprevisto le impedía acudir. ¡Sigue pendiente esa excursión! Así que en el último momento me tuve que ir solo y decidí cambiar de destino: iría al Pico Grande, EA1/LE-190, lindando con el pantano del Porma.
Panorama al norte desde Pico Grande: abajo el pantano, izquierda el Susarón, a la derecha las cumbres nevadas del Mampodre.
El martes madrugué un poco, pues quería llegar a comer a casa. Dejé el coche en la carretera que va hacia Veldehuesa y antes de las diez de la mañana estaba ya caminando. El Pico Grande es una peña que se alza hasta los 1.400 metros de altura al oeste de la presa del Porma. El acceso, de todas formas, no es sencillo. Un camino te lleva hacia el noreste, hasta que unas señales prohíben seguir hacia el collado para proteger algunas especies. No tuve más remedio que subir directamente entre las peñas buscando un acceso a la cumbre.

Un bosque de robles dificulta algo el camino, a lo lejos se escucha al pico carpintero con su martilleo. Una vez llegado al collado central del macizo, la ascensión es trivial. El Pico Grande tiene varias cumbres cercanas entre sí. Me sitúo en la más favorable y sujeto la caña a un pequeño roble, instalo las antenas y, recién pasadas las once de la mañana, empiezo a llamar en la banda de 20 metros. El primero en contestar es de nuevo Roy, G4SSH, desde Londres. Inmediatamente se forma la típica pila de corresponsales llamando todos a la vez y sin ningún orden. En poco menos de media hora completo 22 QSO con diversos corresponsales de Europa y con Barry, N1EU, en el estado de Nueva York, el único americano.

Después cambio de posición y me paso a la banda de 12 metros. Después de unas cuantas llamadas la banda parece desierta, nadie me responde. Dando una vuelta por la banda escucho algún europeo con señales flojas. Después de algunas llamadas más me contesta ON4FI, Karel, desde Bélgica, con el que ya había hecho QSO en la banda de 20 metros. Después otros tres corresponsales y nada más.

El FT817 en la cumbre. La hora del reloj es GMT.
Pruebo suerte en la banda de 6 metros, que a veces da sorpresas. Ya estamos en la época de la esporádica E. Pero no hay suerte, la propagación está cerrada totalmente. No escucho a nadie, y nadie contesta a mis llamadas. Otra vez será. Es hora de recoger todo.

El descenso es más rápido, pero ya al final debo buscar un paso para destrepar las últimas rocas de la peña. A la hora habitual de comer estoy ya en casa. El día ha estado bien, por fin la temperatura ha sido suave y he tenido más sol que nubes.