miércoles, 11 de mayo de 2011

Realismo optimista



Esto es un anuncio de Coca-Cola, pero, sobre todo, es un canto al optimismo. Y además es verdad. Suele decirse que el mundo se mueve por el dinero, por el poder y por el placer. No es cierto. Los medios de comunicación difunden las noticias de los corruptos, de criminales y locos.

Pero el mundo funciona gracias a los que hacen las cosas bien. A los padres que educan a sus hijos, o al menos, lo intentan. Gracias a las madres que se sacrifican por sacar adelante a su familia. Gracias a los trabajadores honrados que hacen bien sus tareas sirviendo a los demás. Gracias a tanta gente amable que procura hacer el bien. Y esos no son noticia nunca, o casi nunca, porque son lo normal. Lo normal nunca es noticia.

Hay quien dice que un optimista es un pesimista mal informado. No es cierto. Un optimista conoce las noticias, pero también conoce que la normalidad no sale en los periodicos.