miércoles, 29 de agosto de 2012

SOTA Campastiñosas

 El pasado sábado hice la que posiblemente sea mi última excursión de agosto: el pico Campastiñosas, con referencia SOTA EA1/LE-106 y una altura de 2.101 metros.

Camino de ascensión. El pico Campastiñosas está detrás del que vemos a la izquierda.
Para llegar a este lugar hay que ir hasta el puerto de Piedrafita que comunica León con Asturias, por encima de Cármenes. Nunca había estado allí.

La excursión

Mi plan inicial consistía en acercarme en coche hasta una curva del Puerto de Piedrafita y desde allí iniciar un camino que lleva hasta el collado llamado Cocháu Vallequín, a 1.957 metros de altura. Desde este collado hasta la cumbre hay una media hora. La primera sorpresa es que a partir de Piedrafita la carretera se convierte en un camino empedrado, aunque bien apisonado. Se puede circular en coche por este camino sin problemas. Aunque en algunos tramos sólo un todo terreno es apto para circular sin problemas. Además, a un kilómetro del pueblo encontré una valla que corta la "carretera". Allí dejé el coche. Después comprobé que es posible abrirla y cerrarla de nuevo, puesto que está tan solo para impedir el paso de ganado.

Equipo y antena a contraluz.
Dejar allí el coche supone recorrer a pie unos dos kilómetros y medio más, casi media hora de ida y otro tanto de vuelta. Pero no hay prisa. Llegado a la curva prevista, se inicia un camino bien marcado que nos lleva por un bonito valle al collado indicado antes. Las rampas finales son fuertes, pero el camino es sencillo.

Al llegar al collado paré un rato a descansar. Entre las montañas siguientes se ve abundante humo y el ruido de helicópteros apagando incendios. Es la plaga del final de este verano. En cualquier caso no parece un fuego muy grande. Hacia el sur encuentro el Pico Vallequín que oculta mi objetivo, el Campastiñosas. ¡Vaya nombre! Media hora más de camino me lleva hasta la cumbre alargada y estrecha. Hacia el sur se ven las cumbres del Pico la Carba y el Brañacaballo.

El descenso lo hice por el mismo camino. No hay dificultades reseñables. Unos días más tarde podría haber recogido muchos arándanos ya maduros, a estas alturas todavía no están en su punto.

La radio

En la cumbre instalé la caña con la antena para la banda de 20 metros y la slim para 6 metros. Hace ya unos días que la banda de 6 metros está casi cerrada, pero hay que probar. Siempre puede saltar una oportunidad.

Empiezo escuchando en la banda de 50 Mhz. Todo silencio. Paso a los 14 Mhz. y a las pocas llamadas me contesta G0NUP, Kevin, desde Inglaterra. Un habitual. Poco a poco fueron llamando muchos de los habituales en las excursiones desde todos los puntos de la Europa cercana. Había buenas señales aunque bastante fading. Con bastante dificultad pude escuchar a N4EX, Richard, desde Carolina del Norte. Finalicé a eso de las tres y media de la tarde con GI4SRQ, George, desde Irlanda del Norte. Completé 26 contactos en la banda de 20 metros.

El FT-817 sobre el maletín de transporte y los bártulos de hacer radio.
Antes de recoger, y mientras me tomaba algo, estuve escaneando la banda de 50 Mhz. por si surgía algo. Después de un buen rato escucho a alguien que llega fuerte en SSB. Le llamo. No me entero de quién es, porque no le tengo bien sintonizado. Finalmente es EG4ANA, un grupo de operadores que transmiten desde la antigua antena del canal 2 de TVE en La Bola del Mundo en Navacerrada. Yo le recibo con muy buenas señales, 57, 58. Él, en cambio, me recibe casi a nivel de ruido, me da un control de 31, 41. Le cuesta escucharme. Por los comentarios en los foros, sé que tienen bastante ruido en recepción. Ellos deben salir con unos 100 vatios y yo transmito con 5. Ellos tienen antenas de polarización horizontal y la mía es de polarización vertical. Quizá esto explica las diferencias. En todo caso por fin he podido trabajarlos, desde el único sitio posible, desde una cumbre.

Quizá haya sido mi última activación de verano. ¡Ya estoy el cuarto en la clasificación SOTA de la región! Tengo 27 cumbres, todas distintas y 235 puntos. No está mal, pero no creo que pueda mantener este ritmo.