jueves, 16 de agosto de 2012

SOTA Celleros y el viento

Ayer, día 15 de agosto, fiesta de la Asunción de Nuestra Señora, aproveché para hacer una nueva excursión SOTA. Esta vez mi destino fue el Pico Celleros, de 1.864 metros de altura, con referencia SOTA EA1/LE-126. Viendo el mapa, es una ascensión sencilla y rápida. En la práctica se ha mostrado también así. El plan consistió en llegar en coche hasta la estación de esquí de Pajares. Dejas el coche en la parte alta de la estación, a unos 1.450 metros de altura. De esta forma que solo hay que salvar 400 metros de desnivel.

Panorama de la ascensión. En primer plano Collada la Ventosa. A la izquierda Las Tres Marías y Peña Esquina. A la derecha las instalaciones de Cueto Negro.
Se asciende por las propias pistas de la estación de esquí, vacías en verano, por el Valle del Sol hacia Collado Brañillín. Poco antes del collado un camino te lleva hasta la Collada la Ventosa y desde allí solo hay que ir cresteando hasta el Pico Celleros. Por cierto que el nombre de Collada la Ventosa es muy apropiado, ayer soplaba un viento realmente muy fuerte. El viento fue el protagonista del día. Curiosamente hacia Asturias estaba totalmente despejado y hacia León había unas ligeras nubes. Esto es bastante inusual.

Panorámica desde el pico Celleros
Poco después de las 13:15 llegué a la cumbre. La ascensión me llevó una hora y cuarto. Por una vez en los últimos tiempos un pico nuevo para mi, no presenta dificultades. Afortunadamente en la cumbre hay un hierro sólido y bien clavado en el suelo con un cartel del Principado de Asturias. Y eso que en los mapas este pico figura por entero en la provincia de León. Pues este hierro me sirvió de soporte para la antena. Si hubiera tenido que sujetar la antena al bloque del vértice geodésico hubiera tenido un problema serio con el viento. Aún así tuve que usar una cuerda como riostra para evitar que el viento se llevara la caña con el hierro y todo. En algunos momento temí que la caña acabara rompiendo por el fuerte viento.

Con la antena instalada busco en primer lugar en la banda de 50 Mhz. puesto que estoy listo antes de la hora prevista y tengo tiempo de hacer pruebas. La banda está vacía. Nadie responde. Por supuesto, ni rastro de D64K que me tiene mosqueado. Me voy a 14.062 Mhz. La frecuencia habitual de llamada. Hay jaleo, otro expedicionario SOTA. Es LA8BCA/P, Terje, desde el pico Formokampen en el centro de Noruega. Después de esperar un rato consigo el QSO. Cuatro puntos más como cazador SOTA. Como no quiero interferir en su activación decido llamar un kilohercio más abajo, en 14.061 Mhz. Después de llamar durante unos cinco minutos, nadie me contesta. Claro, me esperan un poco más arriba, como había anunciado...

Paisaje desde el puesto de transmisión.
Regreso de nuevo a la frecuencia anunciada. Ahora está ya vacía. Con un par de llamadas me contesta MW0BBU, Steve, desde País de Gales en Gran Bretaña. A partir de aquí empiezan a llamar corresponsales. En 15 minutos hago 14 QSO. Todos los corresponsales son europeos, salvo N4EX, de nuevo Richard desde Carolina del Norte. Como me sobra tiempo, de vez en cuando recorro la banda de 6 metros: nada, todo silencio. Busco corresponsales interesantes en la banda de 20 metros. Consigo tres contactos curiosos: HB9WFF/P, desde una reserva nacional en Suiza; HG20SD, un festival en Hungría y LX75RL, un indicativo especial para conmemorar el 75 aniversario del Radioclub de Luxemburgo.

Son más de las tres de la tarde y quiero regresar pronto a casa, así que toca recoger. La caña y las antenas han soportado bien las rachas de viento. Afortunadamente me hice con la slim J-pole, porque la delta-loop para 50 Mhz no habría podido desplegarla por el viento. Ya con todo recogido vienen algunas rachas mucho más fuertes. Menos mal que ya está todo hecho. El descenso es rápido y sencillo. En unos cuarenta minutos llego al coche. Me he quedado con las ganas de hacer algo en la banda de 6 metros, pero lo demás ha salido perfecto.