sábado, 15 de marzo de 2014

La Camperona, último sota de invierno

El pasado martes pedí un día libre en el trabajo para hacer el último sota bonificado de la temporada. En invierno, hasta el 15 de marzo, los activadores tenemos tres puntos de bonificación en cada cumbre. Como últimamente hay acumulada nieve en las cumbres, elegí un pico muy sencillo, de esos que se dejan para el invierno crudo. El elegido fue La Camperona, de 1.603 metros de altura y referencia SOTA EA1/LE-165. Por cierto, en la base de datos sota está mal puesto el nombre: pone La Campeona, cuando su nombre es La Camperona.
En la cumbre de La Camperona. Al fondo, las cumbres nevadas del Mampodre.
Se trata de un monte muy sencillo de subir. Hay una carretera estrecha, pero asfaltada, que sube hasta unas instalaciones de radio que allí tiene Movistar. Este año ésta será la llegada de la etapa 14 de la Vuelta Ciclista a España. Será una etapa dura, puesto que hay pendientes de hasta el 24 por ciento de desnivel.

Se asciende desde Sotillos de Sabero. Para ascender solo hay que seguir la carretera, sin pérdida posible. Las distancia hasta la cumbre es de cuatro kilómetros y el desnivel de 400 metros. Por el camino encuentro algunos vehículos todoterreno que suben a las instalaciones de radio. En un momento también se me cruzan dos jabalíes. En la parte más alta hay neveros. Tardo una hora en llegar hasta arriba.

Instalo todas las antenas: para 20, 12 y 6 metros. Hoy vengo sin prisas y el tiempo es espléndido. Ni una nube en el cielo y la atmósfera muy transparente hacen del paisaje una delicia. Empiezo escuchando en la banda de 20 metros. Primer contacto con SM7RYR/P que está llamando desde Suecia. Después me pongo en  mi frecuencia habitual en la banda de 20 metros y empiezo a llamar. El primero en contestar es de nuevo Roy, G4SSH, desde Inglaterra. El segundo es un americano: N1EU, Barry, desde el estado de Nueva York. Nos escuchamos con buenas señales. Después van apelotonándose muchos europeos llamando. Curiosamente casi todos me escuchan muy bajo. Yo les escucho sin problemas puesto que, aunque las señales no sean muy fuertes, -que no suelo fijarme- tengo una recepción muy limpia.
La emisora, un plástico para sentarse sin mojarse y las instalaciones de telefonía al fondo.
Pero en la banda de 20 metros también hago otros tres contactos más con americanos: VE2JCW, Jean en Quebec, Canadá; N4EX, Richard, en Carolina del Norte y W4DOW, Dow, en Virginia. Cuando he atendido a todos los que me llaman, cambio de antena y paso a la banda de 12 metros. Aquí hay menos corresponsales, puesto que la propagación suele ser a más larga distancia. Después de llamar un rato me empiezan a contestar, primero desde Europa, pero después también tres corresponsales de USA: primero N4EX, ya contactado en 20 metros y después N7UN, Guy desde Nueva Jersey y N8NA, Karl, desde Delaware. Todos los americanos son de la costa este, pero me llegan con señales relativamente buenas.

A una hora prudente me puse a comer. Pero mientras, seguía con la radio encendida explorando la banda de 6 metros por si escuchaba algo. Estamos cerca del equinoccio de primavera y es un momento apropiado para hacer contactos a larga distancia en esta banda. Pero no hay suerte, no escucho absolutamente nada. Otra vez será. También exploro a ratos la banda de 12 metros por si hay corresponsales interesantes. Sí que los hay, pero se me escapan. El único un poco interesante es UA9AEU, Víctor, en parte asiática de Rusia.

Cuando llegan las tres de la tarde recojo todo. He conseguido 33 contactos, ocho de ellos en la banda de 12 metros. No está mal. En menos de una hora estoy de nuevo en el coche. Aprovecharé con más frecuencias días sueltos entre semana en que haga buen tiempo.